El regateo llegó a los bancos: se consigue cada vez más tasa para hacer un plazo fijo

Incluso se arman pools para acceder a mejores condiciones. Hoy se toman desde $ 100 y se paga hasta 18% por colocaciones a un mes.

Por
15deNoviembrede2011a las07:39

–“Tengo $ 30.000 y vengo a hacer un plazo fijo, ¿qué tasa me ofrecen?”, pregunta el cliente a la ejecutiva de cuentas de un banco de primera línea.
–“Estamos pagando un 13% anual a 30 días”, le responden.
–“Acá tengo conmigo la comparativa de cuánto están pagando los distintos bancos y veo que hay algunos que pagan hasta 18% anual a 30 días”, le dice el cliente.
–“Espere, no se vaya. El 13% es la tarifa de pizarra, pero como usted viene con $ 30.000, le puedo hacer la atención de darle un punto más”, le responden.
–“¿Y por ser cliente del banco no me hacen ninguna atención?”, pregunta el ahorrista.
–“Bueno, le puedo ofrecer otro punto más. Ahora, si el depósito lo hace a un año en vez de a un mes, ahí puedo hacerle cuatro puntos más de tasa, con lo cual estaríamos en el 19%”, remata la vendedora.

Este tipo de escena se da cada vez con mayor frecuencia en las entidades financieras, donde el regateo pasó a ser un factor clave para lograr una tasa mayor, sobre todo en momentos en que los bancos buscan disuadir a clientes deseosos de llevarse sus ahorros.

“Muchas veces los ahorristas van con planillas que comparan rendimientos como herramienta para negociar”, cuentan en el mercado.

Y los mismos bancos están usando cada vez más el regateo, al punto que los precios de la pizarra suelen estar al menos menos un punto más para abajo para luego poder subirlos en el mostrador. “Es una estrategia de marketing que están utilizando los bancos, ya que actualmente las tasas de los depósitos tienen una gran volatilidad, y suben y bajan de un momento al otro”, comentó el gerente de operaciones financieras de un banco.

Hoy existen en el sistema unos $ 100.000 millones en plazos fijos del sector privado y unos $ 150.000 millones en depósitos transaccionales.
La desaceleración en el crecimiento del fondeo -contracara del proceso de dolarización de carteras- preocupa al sistema que debe sostener tasas de expansión del 50% en la financiación al consumo. De allí que las tasas se hayan ido acomodando, acompañando el alza de la Badlar, el interés que rige las colocaciones mayoristas y que se duplicó en tres meses.

Según el portal Zonabancos, entidades como el Columbia hoy están pagando un 22,5% anual a quien deje al menos $ 1.000 por 365 días y 18% por colocaciones a 30 días.
Hoy una entidad extranjera de primera línea como el HSBC ofrece un 15% anual por plazos fijos a un mes, aunque con la salvedad que reciben desde $ 300 y que, además, quienes realicen un depósito durante este mes participan del sorteo de una Wii. En tanto, depositando $ 2.000 vía web en el Galicia se obtiene un 14,75% y en el Santander Río un 14,5%, pero reciben desde $ 500.

El Banco Ciudad, por su parte, lanzó una promoción mediante la cual paga cuatro puntos más de tasa a quienes realicen el depósito por Home Banking, que puede ser a partir de
$ 100 a un lapso de un mes. La mayoría de los bancos ofrecen hoy tasas preferenciales para quienes utilicen el canal electrónico para hacer un plazo fijo.

Pero el regateo no es el único fenómeno de estos tiempos. Cada vez más los usuarios van cambiando de banco en banco según quien pague mejor. Al punto que ya hay varios pools de plazofijeros (ahorristas que se juntan entre varios) para obtener un mejor rendimiento.
Con $ 30.000 ya ganan un punto más de tasa, y con $ 50.000 pueden ganar tres puntos de rendimiento.

Por Mariano Gorodisch.

Temas en esta nota