Se desaceleró la salida de depósitos pero la sangría de reservas continúa

Según el Central, el goteo se redujo un 30% en relación a la primera semana de controles. Y un 45% en relación al viernes. Aún se retiran u$s 100 millones diarios.

Por
16deNoviembrede2011a las07:58

El drenaje de dólares en el sistema financiero está cediendo. Según se encargó de informar ayer el Banco Central, el retiro de depósitos en dólares se redujo un 45% en relación al viernes pasado y un 30% en comparación con la semana pasada. La lectura oficial es que el goteo se reduce por la señal que dieron el viernes, al otorgar a los bancos un mayor margen de maniobra con los dólares ociosos. Así y todo, no hay respuestas tan contundentes cuando se trata de la caída de las reservas internacionales.

Mientras que el lunes y ayer se estabilizó el mercado cambiario, inclusive las cotizaciones paralelas del dólar, las arcas del Central bajaron en u$s 408 millones. Tanto el lunes como el martes cedieron exactamente u$s 204 millones por día cuando la intervención del BCRA fue neutra o levemente positiva como ayer (u$s 10 millones).

Desde el organismo que comanda Mercedes Marcó del Pont alegan que se efectuaron pagos a organismos internacionales como el BID y vencimientos de deuda del Tesoro. De todas formas, eso no explica por qué las reservas caen continuamente más de u$s 150 millones por día desde que se desataron los controles de la AFIP.

El argumento más factible, que incluso avalan fuentes oficiales, es el retiro de depósitos en dólares. Aunque el drenaje haya mermado, aún se esfuman alrededor de u$s 100 millones diarios de los bancos, algo que presiona sobre el nivel de reservas del BCRA.

Las arcas del BCRA alcanzaban los u$s 52.190 millones a finales del 2010. Con el cierre de ayer, las reservas llegan a u$s 46.170 millones, lo que representa una abrupta caída de u$s 6.020 millones en lo que va de este año. El monto supera incluso los pronósticos que tenía el BCRA con respecto al nivel de reservas internacionales. El dato preocupa al Gobierno porque no le será tan sencillo pagar deuda en 2012 con reservas en franco descenso. Tampoco utilizando el concepto de “libre disponibilidad”. Más aún, ya que sin maquillaje por los préstamos a bancos europeos (que ascienden a u$s 4.400 millones), las reservas estarían más deprimidas.

Desde ya que el nivel de reservas, aún en caída libre, no tiene punto de comparación con la crisis de fines de 2001.

En ese entonces las reservas del BCRA totalizaban u$s 21.000 millones, mientras que los depósitos privados en dólares sumaban u$s 47.000 millones más los $19.000 millones en pesos (convertibles 1 a 1). “En otros términos, las reservas del Central no bastaban para cubrir las colocaciones en dólares (los denominados argendólares) y, en un clima de extrema desconfianza, el retiro de depósitos se convertía en una decisión completamente racional”, dice la consultora Federico Muñoz y Asociados.

La situación actual es incomparable. A pesar de la la fuerte sangría, las reservas del BCRA siguen siendo muy superiores a los depósitos en dólares (u$s 46.000 y u$s 13.000 millones, respectivamente). Y si bien las colocaciones en pesos equivalen a u$s 57.000 millones, al no estar en Convertibilidad, nunca faltarán los pesos para responder por esos depósitos ya que el BCRA los puede emitir libremente.

Por Leandro Gabin.
Con la colaboración de Ignacio Olivera Doll.

Temas en esta nota