Los productores bovinos ya hicieron su apuesta positiva

Hay señales de mejora, pero se precisa una tranquilidad en el mercado para que la expansión se pueda dar y así llegar a 2018 con una recomposición considerable. El Dr. Cristian Bianchi explicó que detrás de los buenos precios se puede aportar tecnología para afianzar un crecimiento y crecer en los mercados, interno y externo.

17deNoviembrede2011a las07:19

“Se están dando tendencias de recuperación, la pauta está en que al haber alcanzado guarismos del 47 al 48 por ciento en la faena de hembras, que indicaba una liquidación de vientres importantes, hoy eso ha caído bastante, porque pasamos a un 30 por ciento” comienza asegurando el Dr. Cristian Bianchi, asesor del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina.

Hay indicios de recuperación y esto se puede explicar con lo siguiente, “cuando el nivel de faena baja del 40 por ciento, entramos en una fase de retención de vientres y recomposición de stock”. Sin embargo, “esto de ninguna manera quiere decir que vamos a incrementar un stock, que en los últimos años ha perdido 11,3 millones de cabezas”, pero gracias a la apuesta de los productores se anima a analizar que “estamos en un punto de recuperación”.

Pero la pisada firme aún no se puede dar. “A pesar de las señales todavía difusas, de parte del Gobierno, sobre la intervención en los mercados. En este momento pareciera que se está tratando de disminuir la intervención en el mercado interno, se sigue presionando todavía sobre el mercado externo, con el mecanismo de otorgamiento de los Registros de Operaciones de Exportaciones, con lo cual restringe o permite restrictivamente algunas exportaciones como es el caso de algunos cortes Hilton, pero siempre con la consabida reunión de la famosa ´Escuelita´, donde se trata de disciplinar a todo el sector de la industria cárnica, para tratar de lograr alguna suerte de oferta, que es imposible de cumplir a un precio que no corresponde con la realidad”. Bianchi se refiere a la reunión de los viernes que encabeza Guillermo Moreno y donde en el último encuentro autorizó, luego de 20 meses una suba del diez por ciento para los cortes populares, iniciando un sinceramiento del escape económico que sufre la canasta familiar.

Es sobre estos límites que Bianchi considera que “un sector no puede subsidiar al consumo por sí solo, por una decisión política. Nadie puede obligar a otro a perder dinero, cuando tiene que comprar un producto, mientras tiene restringidos algunos mercados de exportación”.

UNA LUZ
Sin embargo, el productor siempre le dio pelea a estas alternativas que contradijeron siempre su actividad y es por eso que el especialista alude que “a pesar de todas las señales negativas desde el punto de vista económico, que se dan en los mercados internacionales, como es el caso de la Unión Europea, nosotros seguimos con los cortes premium teniendo un valor bastante interesante, por lo tanto todavía no se han impactado las economías de los mercados de exportación”.

La oportunidad está vigente, pero no se puede aprovechar por completo. “El cumplimiento de la Hilton está muy menguado. Hemos quedado con un déficit sobre las 28 mil toneladas, ya que habrán quedado algo más de tres mil incumplidas; y ahora volvemos a reconstruir parte de eso, pero no creo que lo logremos en el corto plazo, porque no es fácil tener a los novillos terminados y en forma”.

Hay que considerar que “tenemos como viento a favor, a pesar del stock disminuido, un nivel de eficiencia mayor, porque han acompañado las circunstancias climáticas, estas lluvias han ayudado muchísimo a reconstruir pasturas y los campos naturales de nuestra provincia y las limítrofes, en general, están muy buenos; y eso es lo que nos está posibilitando una expectativa de mayor oferta de novillos con destino a exportación”.

Sobre este punto aporta una explicación válida, “cada vez el peso de los novillos

Temas en esta nota