Condenaron a transportistas que amenazaron a productores

La justicia de la ciudad de Azul declaró culpables a cinco camioneros por el delito de coacción.

Por
17deNoviembrede2011a las07:54

Luego de dos semanas de juicio, el Juzgado Correccional N° 2 de Azul, presidido por Héctor Torrens, encontró culpables a cinco de los once transportistas acusados de amenazar a varios productores y acopiadores de esa localidad en noviembre de 2010 por no contratar los servicios de la Cooperativa de Transporte de Azul para la carga de sus granos.

El fallo condenó a Oscar Pouyannes a seis meses de prisión en suspenso y a Juan Luciano Cosentino, Walter Cosentino, Marcelo Astudillo y Marcelo Oteo (presidente de la Cooperativa de Transporte de Azul) a dos años también en suspenso, lo que significa que los acusados no irán a la cárcel.

Por otro lado, José Gijón, Fabián Gómez, Claudio Barbalarga y Luis Carrucio fueron absueltos de la acusación por un supuesto enfrentamiento con un camionero en la Cerealera Azul. En tanto Gijón y Hugo y Daniel Conti fueron absueltos en la acusación relativa a un episodio ocurrido en la Cerealera De Arzave. En total, fueron seis los absueltos.

Tanto el fiscal de la causa, Néstor Prado, como el defensor, Fernando Santomauro, dijeron que apelarán la condena.

Dardo López, uno de los damnificados por los hechos, se mostró conforme con el fallo. "Estamos relativamente conformes, porque gracias a Dios nuestras denuncias no quedaron en la nada, y quedó en evidencia lo que pasó", dijo. "Claro que creemos que podría haber habido más condenas si se hubiera investigado más. Pero quizás eso se pueda hacer más adelante", acotó.

Para Nicolás Pino, productor en Azul y director de la Sociedad Rural Argentina (SRA), el fallo fue positivo. "Por un lado, sienta un precedente para que otros productores que pasan situaciones similares en todo el país denuncien, porque la Justicia ya condenó a transportistas que amenazaron a productores. Por otro, creo que este fallo influirá para que no vuelvan a producirse amenazas a los productores en el futuro", explicó Pino.

En la misma tónica se expresó Pedro Apaolaza, vicepresidente segundo de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA). "Es muy bueno que se normalice la situación y que haya condenas a los autores de este tipo de hechos", opinó. "Lo bueno es que, a la par del fallo, avanzamos tanto en la provincia de Buenos Aires cuanto en la Nación en la negociación por el transporte, y ya está garantizado el derecho a la libre contratación para los productores", dijo Apaolaza.

En tanto, el abogado de la cooperativa de transportistas, Fernando Santomauro, se mostró conforme con el resultado del juicio y las absoluciones a seis de los once acusados, aunque dijo que apelará las condenas de los otros cinco.

"El balance es bueno, porque en el juicio se vio la diferencia entre la verdad publicada por los productores a través de su influencia en los medios de comunicación, y la verdad de lo que pasó. Si bien hubo condenas no favorables a mis defendidos, estoy contento porque se desnudó una trama en la que había una criminalización de los reclamos de los transportistas y se demostró la inexistencia de delitos o de pruebas que vinculen a mis clientes con los supuestos delitos", dijo Santomauro. "Hasta en el expediente quedó asentado que había testigos que habían sido llevados a declarar por la policía", acotó.

Un integrante de la cooperativa que pidió reserva de identidad consideró que el juicio fue una maniobra política para salpicar al jefe del sindicato de los camioneros, Hugo Moyano, de estrecha relación con Oteo. "Nos usaron para pegarle a él, pero en el juicio se notó que había muchas acusaciones falsas", dijo la fuente.

Por Mercedes Colombres.

Temas en esta nota