El Gobierno pidió a bancos que bajen tasas y reactiven el crédito en dólares

Los titulares del Citi, el HSBC y el BBVA fueron recibidos ayer por Boudou y Marcó del Pont. Llevaban su lista de propuestas para que les liberaran dólares, pero se volvieron con un fuerte reclamo de los funcionarios por los altos costos y la interrupción de las líneas. El BCRA sólo les concedió que podría alargar el plazo de sus pases en dólares.

18deNoviembrede2011a las08:06

Hubo dos estados de ánimo diferentes en la mesa del ministerio de Economía que, ayer por la mañana, convocó a los banqueros con Amado Boudou y Mercedes Marcó del Pont. “Ellos dos parecían exultantes con la situación, mientras nosotros les asegurábamos que la corrida no había terminado y que hoy avanzamos con pies de plomo”, se desesperó horas después, ante El Cronista, una de las fuentes confiables del sector. El encuentro había sido solicitado en los últimos días por las dos principales asociaciones que agrupan a las entidades de capital nacional (Adeba) y extranjero (ABA). Pero fue concedido en primer lugar a la de los bancos del exterior, que preside Claudio Cesario (la semana que viene será el turno de Adeba). Junto a él estuvieron presentes, entre otros, los presidente del Citi, el BBVA, el HSBC.

El diálogo quedó enfocado, según las distintas versiones, en tres temas centrales: liquidez en dólares, crédito al comercio exterior y tasas de interés. Los voceros oficiales se encargaron de difundir los últimos dos. “El proceso de dolarización, que podría haber justificado alguna suba de las tasas de interés, está terminado. Y los plazos fijos no van a crecer más o menos si la Badlar sube o baja. Les pedimos a los banqueros que empiecen a evaluar una baja en el interés”, contaron desde el Banco Central y el Ministerio de Economía. Esto porque la tasa Badlar privada (la que se paga por los depósitos mayoristas) se disparó en sólo tres meses del 12% al 20% y encareció fuertemente los préstamos en pesos.

En el BCRA añadieron que en la reunión también se dejó en claro que “es necesario que los bancos puedan sostener sus dólares con líneas del exterior; o que, si no encuentran otra posibilidad de fondeo y deben dejar de prestar a grandes empresas, mantengan activas las líneas de las pymes que exportan”.

A los banqueros les preocupa hoy cubrir un descalce de plazos que notan entre los depósitos y los créditos en moneda extranjera. Creen que la fuga sostenida de ahorros en dólares los obliga a privilegiar la protección de sus depositantes y a interrumpir sus colocaciones. La ventanilla de divisas que abrió el Central mediante la implementación de “pases en dólares” (préstamos de hasta 30 días a 0,10% de interés) no alcanza para prefinanciaciones cuyo plazo promedio es de 180 días.

Por eso durante las últimas semanas se mostraron preocupados por hacerle saber al Central la necesidad de reducir los encajes de los depósitos en moneda extranjera. Ayer recibieron, al respecto, apenas una concesión: la posibilidad de que en las próximas semanas el Central amplíe el plazo máximo de los pases en dólares que presta a los bancos, de 30 a 180 días.

“¿Sirve?”, preguntó El Cronista a un banquero. “No demasiado. Antes que depender del Central es preferible tomar una línea del exterior, como ya lo hacemos. Quizá sea un paliativo, pero si la fuga no cede, con esto no alcanza”, respondió. A esto, aclaran en el sector, se le suma una dificultad: que hoy ninguno de los bancos quiere ser el primero en tomar una de estas líneas, porque quedaría expuesto con un problema de liquidez.

El sector pretende, en cambio, que la respuesta oficial esté enfocada en garantizar un retorno del fondeo. “No queremos más medidas. La mejor medida, en este contexto, es no tomar grandes medidas”, razonó un banquero. “Esta gente está como que el problema ya terminó y que pasó el chubasco.

Temas en esta nota