Cae el trigo y lo utilizan para las vacas

Bajó 36,8% desde abril pasado y el precio está casi en los niveles más bajos en dos años; por quebrantos lo destinan a la hacienda

19deNoviembrede2011a las08:27

  La situación para los productores de trigo de la Argentina no podía ser peor: a días de generalizarse la nueva cosecha, los precios están en el nivel más bajo de los últimos dos años.

Esto se debe a la caída de las cotizaciones a nivel global, pero que aquí cobra aún más fuerza por las trabas del Gobierno a la comercialización del cereal.

En este escenario se están dando dos situaciones críticas. Por un lado, fuertes quebrantos económicos entre quienes siembran alquilando campos. Pero, además, se da con más fuerza una circunstancia insólita: productores que, por los números en rojo y las trabas para vender, deciden darles a las vacas un producto que debería terminar como alimento humano.

Para los productores, la posición enero de 2012, que se toma en cuenta para la entrada de la nueva cosecha, ayer marcó US$ 120 por tonelada. En abril pasado, cuando se estaban preparando para sembrar, la expectativa de precios rondaba los 190 dólares. La caída es del 36,8% desde ese momento.

"Los precios son los más bajos desde comienzos de 2010, cuando llegó hasta los US$ 113 por tonelada en febrero", comentó Lorena D''Angelo, analista de FyO.com.

Según la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (Aacrea), hoy el valor para la nueva cosecha incluso está por debajo del promedio anual para la posición enero de los últimos diez años. Ese promedio de la última década es de 133,4 dólares por tonelada, pero el cereal ayer cerró en US$ 120. "La caída obedece a que estamos entrando en cosecha y se suma el stock que queda de la 2010/11, sin colocación", expresó Patricia Bergero, de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, la nueva cosecha será de 13 millones de toneladas, 2,7 millones menos que el ciclo pasado. Sin embargo, según diversas fuentes, todavía hay 2,5 millones de la última cosecha, que se sumará a la nueva.

"La falta de fluidez y de competencia en el actual sistema, con cupificación, despega el precio doméstico del externo", agregó la analista. Gustavo López, de la consultora Agritrend, recordó, además, que "hubo muchos meses que no había cotizaciones en ningún puerto".

Para comparar, los productores reciben 40 dólares menos que lo que deberían percibir por las distorsiones. Sin retenciones ni tampoco trabas en la venta, en los Estados Unidos los precios internos van de 220 a 245 dólares por tonelada, prácticamente el doble.

Quebrantos

De acuerdo con un informe de Aacrea, en este escenario se prevé situación de quebrantos económicos para los agricultores que producen en tierras alquiladas. A modo de ejemplo, en un campo alquilado para trigo/soja [doble cultivo en el mismo año] del oeste de Buenos Aires, allí tienen que sacar 55 quintales por hectárea de rinde para cubrir los costos. Ese es un valor muy por encima del rinde promedio zonal, de 29 quintales. ¿Qué significa esto? "Quien apostó al trigo en esta campaña en esa zona no sólo no ganará nada, sino que perderá el equivalente a 26 quintales por hectárea", dice Aacrea.

"Muchos casos dan pérdidas en campo alquilado", subrayó Ignacio Viel, productor de Chivilcoy.

Con números en rojo y dificultades para vender, cada vez más productores eligen una salida dura: darles el cereal a los novillos que tienen engordando. Está ocurriendo, por ejemplo, en campos del CREA Río Quinto, en el noroeste bonaerense, donde reemplazan el maíz por el trigo en raciones para el engorde de novillos ante las actuales dificultades para vender el segundo.

Nicolás Marín Moreno, asesor del CREA, ubicado en esa región, dijo que llegaron a esta instancia porque "de cara al ingreso masivo de la cosecha 2011/12, con perspectivas de gr

Temas en esta nota