Oferta normal y precios en baja

El valor del novillo perdió en promedio un 2,58%. En relación directa con el notorio aumento de la oferta, que creció un 49,12% equivalente a 6831 cabezas, declinaron esta semana los precios de la hacienda vacuna comercializada en el Mercado de Liniers.

19deNoviembrede2011a las08:34

 Lo que ocurre es que, al pasar de muy modestos ingresos de 13.907 animales -consecuencia de las lluvias- a los 20.738 contabilizados hasta anteayer, significó para los numerosos representantes del abasto local, incluidos dos supermercados, poder descomprimir la plaza y asegurar con comodidad sus programas de faena a un costo menor.

Debe tenerse en cuenta, asimismo, que la depreciación de los subproductos, con el cuero a la cabeza que habría perdido alrededor de 30% de su valor, impuso como tema obligado de análisis proponer bajas en los precios, como en efecto sucedió.

En tal sentido, en diálogos de pasarelas se reiteró a La Nacion que la crisis financiera que tiene epicentro en la Unión Europea esta resintiendo la venta de automotores de alta gama de cuidados tapizados de cuero, al igual que la industria del calzado, la indumentaria y la marroquinería en general.

De todos modos, como es tradicional en el centenario recinto en el que rige la aceptada ley de la oferta y la demanda, las subastas pudieron concertarse sin mayores tropiezos conviniendo valores distanciados de los pactados en el ciclo precedente.

En el caso particular del novillo, con sólo 1989 cabezas adjudicadas (apenas el 9,62% del total negociado de 20.680 bovinos), las cotizaciones declinaron en promedio un 2,58%, pues el Indice Liniers fue de $ 8,734 frente al de igual segmento anterior, de $ 8,965.

Para ilustrar acerca de la variante de referencia, se detallan los promedios del miércoles último y entre paréntesis los anotados ese día de la semana anterior: novillos con 431/460 kilos, $ 8,80/9,10 ($ 9,10/9,50); con 461/490 kg, $ 8,70/9 ($ 9/9,40); con 491/520 kg, $ 8,50/8,90 ($ 8,90/9,30), y con más de 520 kilos, $ 8,40/8,80 ($ 8,70/9,30).

Consultados los escritorios de Buenos Aires acerca de las operaciones directas, la limitada disponibilidad de novillos con certificado de las características requeridas para los diversos mercados del exterior habría influido para que no se alteraran las propuestas convenidas hasta el viernes 11.

En efecto, no obstante las dificultades conocidas en la obtención de los ROE, primer documento para ser aprobado el embarque, y de estimarse un total exportable anual no mayor de las 260.000 toneladas -en 2009 se habrían concretado 660.000- se aceptaban de nuevo $ 17/17,20 por kilo de carne de novillos cuyas medias reses no excedieran los 145 kilos, en tanto que los de 520 kilos arriba podían "colocarse" en $ 16,80.

Mucha hacienda chica

Las remisiones del tipo consumo liviano constituyeron el 66,76% del total general, con 13.805 cabezas, de las cuales 6340 fueron terneros de hasta 350 kilos.

En los amplios sectores de remate se observaron muy buenos conjuntos de feedlot, pero también los provenientes de establecimientos que, con buenas pasturas, suplementan casi profesionalmente en la etapa final, con resultados muy satisfactorios y sin problemas de engrasamiento.

Los valores corrientes, también menores que los del ciclo precedente, oscilaron del siguiente modo: en novillitos, $ 9/9,70 por medianos de 351/390 kg y $ 8,80/9,60 por pesados de 391/430 kg; en vaquillonas, $ 8,60/9,10 por las de 351/390 kg y $ 7,50/8,60 por las de 391/430 kg, mientras que por terneros especiales se pagaron $ 9,40/10,20 y $ 8,30/9,20 por los de menor preparación.

Todas las clasificaciones de vacas -4377 animales equivalentes al 13,85% del total- se cotizaron con desventajas, pero sin establecer cambios tan pronunciados como los del novillo.

En forma ocasional se llegó a los 8 pesos por los mejores conjuntos, nuevos, bien "levantados", por los que se obtuvieron fácilmente $ 7/7,8

Temas en esta nota