Pide la UIA bajar costos y más crédito

Planteó que, más que hablar del tipo de cambio, son las medidas necesarias para mejorar la competitividad.

22deNoviembrede2011a las08:00

Diego Coatz, economista jefe de la Unión Industrial Argentina (UIA), abrió su exposición con una diapositiva de PowerPoint que extrañó hasta al moderador de ese panel, el ejecutivo de AGD Miguel Acevedo. Prometía develar cuál es el tipo de cambio ideal para la industria, fijar una posición sobre el tema subsidios y anticipar el resultado de la crisis europea. Pero de inmediato el economista tachó esos tres tópicos y desinfló expectativas: "No voy a arriesgar un número de tipo de cambio. No hay respuestas mágicas para los problemas de la industria".

Lejos de anteriores encuentros de la UIA, en los cuales muchos se aferraban a la cotización del dólar como la tabla salvadora para sus empresas, los reclamos esta vez pasaron por ciertas correcciones en la microeconomía, que tienen que ver con la reducción de costos, con las dificultades logísticas, la falta de financiamiento y la alta litigiosidad laboral. En momentos en que el Gobierno viene aplicando varias medidas para evitar una disparada del dólar, la nueva postura calza a la perfección con el tono amable con el que la dirigencia industrial buscó recibir a los ministros y funcionarios que ayer concurrieron a la 17a Conferencia Industrial, cuyo cierre está previsto para hoy a manos de la presidenta Cristina Kirchner.

"Hoy no se está hablando del tipo de cambio como en otros momentos. Los problemas que hay no se arreglan con una suba del dólar", dijo luego Acevedo en un encuentro con periodistas. El secretario de la UIA agregó: "No fuimos los empresarios los que hicimos el run run para llevar a 5 pesos el dólar paralelo".

Al presentar la propuesta de la UIA para el desarrollo del país, el director ejecutivo de la institución, Martín Etchegoyen, sostuvo que se podría duplicar el PBI per cápita (hasta los 31.000 dólares, similar a Francia) en los próximos 12 o 13 años si se mantiene una tasa de crecimiento promedio del 5,5 por ciento anual. Dijo que la Argentina tiene una buena base para ello (industrias básicas, densidad pyme, las tasas de empleo más altas de los últimos 20 años), aunque reconoció que todavía hay muchos problemas por resolver, como "los niveles de pobreza muy elevados o la escasa tecnología en nuestras exportaciones".

Entre las cuestiones sectoriales, Etchegoyen pidió "revisar la estructura de derechos y reintegros a las exportaciones" para hacer más competitivas a las industrias de alto valor agregado. Según indicó, tanto el IVA exportador como los reintegros, que constituyen beneficios fiscales para los exportadores, deberían ser de un pago más acelerado. Además, volvió a cuestionar el tema de la doble vía en la ley de riesgos del trabajo: "En 2004, el stock de juicios laborales era de 4000 y hoy llega a 60.000, por un valor de 6500 millones de pesos".

También exigió garantizar la provisión energética y "revisar el sistema de transporte multimodal", que lleva los costos logísticos en el país a un promedio del 16%, con algunos casos llegando al 20% (en Estados Unidos, representan el 9%; en Brasil, entre 13 y 15%).

"Traer un contenedor de Tucumán al puerto sale hoy más que llevar ese mismo contenedor a Shanghai", dijo. Elevar el porcentaje de créditos sobre el PBI, que hoy se ubica en el 13%, a tasas similares a las de otros países de la región -Brasil ronda el 30% y Colombia, el 60%- fue otra de las condiciones propuestas.

A su turno, Coatz rechazó que ante un escenario de falta de divisas se opte por desacelerar o financiar el déficit con deuda. A cambio, propuso reducir el incremento de los costos. "No hay un único instrumento macro que permita resolver todos los problemas. No es ni el tipo de cambio ni los subsidios."

Subsidios

Con relación a la quita de subsidios anunciada por el Gobierno, la mayoría de l

Temas en esta nota