FAA y CARBAP retomaron reclamos por el trigo

Delegados de Federación Agraria Argentina (FAA) de unas veinte localidades reclamaron modificaciones para un esquema de comercialización del trigo que «condena a chacareros y consumidores» y se declararon en estado de «alerta y movilización».

Por
24deNoviembrede2011a las07:50

Durante la asamblea triguera realizada el martes por la noche en Arequito, al sur de Santa Fe, presidida por el secretario gremial de la entidad, Omar Príncipe, los productores manifestaron que el actual criterio oficial de comercialización del trigo «permite un fenomenal negocio a grandes molinos y exportadores».

Los productores nucleados en el Distrito 6 de la FAA se mostraron dispuestos a iniciar alguna medida de fuerza si persisten los problemas para comercializar el trigo.

Tras la reunión, Príncipe señaló que «hace seis años que los pequeños y medianos productores tenemos que soportar una política de comercialización del trigo que nos perjudica».

«En esta campaña, con 12 millones y medio de toneladas de trigo que se pueden comercializar, los exportadores se quedan con u$s 425 millones extra por esta maniobra. Así, aunque tenemos un 23% de retenciones al trigo, en los hechos se convierte en casi el 40%», destacó.

Para Príncipe les «tienen pisado el valor que percibimos por el cereal, mientras el pan se vende cada vez más caro. Los más castigados somos los chacareros y los consumidores». Y agregó: «Nos roban $200 por tonelada que vendemos, por una política que le garantiza un negocio fenomenal a un puñado de grandes empresas».

Príncipe adelantó que el 12 de diciembre se elevarán propuestas a la próxima reunión del Consejo Directivo Central de la entidad.«El Distrito 6 va a plantear a los directores de todo el país la proposición de movilizar por el trigo, si es que no aparecen las soluciones a este reclamo que lleva ya varios años», dijo el dirigente y adelantó que van a profundizar las gestiones a los fines de conseguir una respuesta.

Finalmente, indicó que «esta injusticia provoca que hoy muchos productores ya estén pasando del trigo a la cebada o a la arveja, por la falta de perspectivas para un cereal que la Argentina no se puede dar el lujo de seguir condenando a la desaparición».

Por su parte, la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) reiteró ayer su preocupación por el futuro del cereal ante la incertidumbre generada por la situación del mercado y su comercialización y reclamó que se investigue la transferencia de recursos.
La entidad resaltó que la «intervención en el mercado por parte del Gobierno ha sido rechazada en reiteradas oportunidades por el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, y denunciada recurrentemente por CARBAP y la Comisión de Enlace».

Temas en esta nota