Armar la mesa de Navidad saldrá 25% más caro que el año pasado

Es más del doble que la “inflación oficial“. Surge de un relevamiento de Clarín y asociaciones de consumidores. La sidra y las frutas secas son los productos típicos que más subieron: cerca del 40%.

Por
24deNoviembrede2011a las07:58

Aunque falta un mes para poner la mesa de Navidad, el brindis ya amenaza con caer mal al bolsillo. Preparar la cena para las fiestas este año costará un 25% más caro, en promedio, que en 2010.

Los principales productos de la canasta navideña ya aparecieron en las góndolas y, según un relevamiento realizado por Clarín en las principales cadenas de supermercados, los aumentos promedian el 25%, pero hay artículos - como los espumantes y las frutas secas- en los que la suba trepa hasta el 40%. Un relevamiento realizada por la ONG Consumidores Libres coincide: esa entidad relevó 20 productos en los supermercados y detectó una suba promedio del 23%.

Preparar la mesa a la hora del brindis para cuatro personas con seis básicos (pan dulce, turrón, pasas, sidra, garrapiñadas y duraznos en almíbar) costará este año $ 99 con productos de primeras marcas. Si se eligen segundas marcas, la cuenta baja a $ 55.

Si se agrega la comida, al presupuesto trepa: habrá que sumar unos $ 310 más. ¿El menú? Ensalada de atún, peceto al horno con papas y cóctel de frutas para el postre.

Para Susana Andrada, titular del Centro de Educación al Consumidor (CEC), hay distintas razones para explicar las subas: “Por un lado, igual que todos los años, hay un componente de especulación por las fechas; y por otro, la cuenta sigue el curso de la inflación que viene sufriendo la economía”. Los datos oficiales hablan de un índice acumulado de enero a octubre de un 8%. El índice extraoficial, elaborado por diputados de la oposición, en cambio, da un 23,1%, acumulado en los últimos doce meses.

El ex diputado Héctor Polino, presidente de Consumidores Libres, coincide: “Hay productos en los que se ve una carga especulativa muy fuerte, como algunos cortes de carne, el pollo o la fruta que seguramente van a seguir aumentando de acá a las Fiestas”.

La sidra es uno de los productos que más aumentaron. Hoy, una botella de 720 cc cuesta alrededor de $ 10, un 65% más de los $ 6 que salía el año pasado.

Otro ítem que encarece la canasta es el pollo. A un promedio de $ 15,90 el kilo, está 44% más caro que en 2010. “Vino aumentando sostenidamente durante todo el año, porque es uno de los principales reemplazos de la carne, que también aumentó mucho”, explica Andrada.

Las nueces también tiran el presupuesto para arriba: el kilo (con cáscara) puede llegar a costar $ 67, contra los $ 46 que se conseguían en 2010.
Según el relevamiento que realizó Consumidores Libres, el pan dulce aumentó fuerte: está un 40% más caro.
Para Sandra González, de la Asociación de Consumidores y Usuarios de la Argentina (ADECUA), hay que cuidarse de los aumentos encubiertos: “Todos los años las marcas nos sorprenden con alguna rebaja en el peso, que licúa los aumentos. Los productos parece que cuestan igual, pero traen menos”.

Por eso -aconseja González- hay que estar atentos al packaging. El pan dulce es un producto clave en la mesa navideña: “Vienen de 400, 500, 600 y 700 gramos. La diferencia en el tamaño de la bolsa es muy pequeña”, agrega Stella Carniel, de Consumidores Argentinos.

Entre tanto aumento, para darse algún gustito extra habrá que afinar la billetera. Un champán de primera marca, cuesta alrededor de $ 55. Un buen malbec orilla los $ 50. Un mix de grageas en caja cuesta $ 43,50; una torta de almendras, $ 48. Las castañas de cajú cotizan a $ 129 el kilo y los pistachos, a $ 119. Y el antiácido habrá que tomarlo en el supermercado.

Por Elva Alonso, Especial para Clarín

Temas en esta nota