Reclaman que ante la baja del precio del trigo también baje el precio del pan

En otro comunicado crítico al gobierno la entidad habla de “medidas insólitas“ y restricciones “inauditas“ que generalizarán quebrantos directos e indirectos.

24deNoviembrede2011a las10:59

Atento a que el gobierno nacional reiteró hasta el cansancio que sus políticas de intervención en el mercado interno y externo se basan en el cuidado de “la mesa de los argentinos”, dirigentes del grupo CREA se preguntan cuánto va a bajar el precio del pan al consumidor.

La pregunta viene a cuento porque los aumentos en el precio del pan se daban a partir de un cereal a 180 dólares la tonelada, en tanto que en la trilla del trigo que se está levantando el precio ronda los 114 dólares la tonelada.

“¿Cuánto va bajar el precio del pan a partir de diciembre de 2011, con estos  nuevos valores?”, se preguntó Santiago del Solar, en un comunicado emitido por los Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA).

A los avatares del precio internacional en el cereal la entidad, al igual que las gremiales que integran directa e indirectamente la Comisión de Enlace, critican las medidas implementadas por el gobierno de Cristina Kirchner desde la Secretaría de Comercio Interior que conduce Guillermo Moreno.

Para los CREA el cierre del mercado externo en el contexto de baja del precio internacional forma parte de las “medidas inauditas” del gobierno.

A los menores precios internacionales se añade la falta de compradores locales por cierre de mercados que ataría llevando al quebranto no solo a los que alquilan campos, sino también a los que producen en tierras propias.

Los CREA señalan que la “crisis del trigo se acentúa” dado que “la persistente caída de precios determina que los productores pierdan dinero con el cultivo en campos propios y alquilados”, aún en la región pampeana.

La explicación que ensaya la entidad no solo se basa en el factor externo sino que pone el foco “las restricciones a las exportaciones impuestas por la secretaría de Comercio”. Así la política del gobierno “afectó primero el resultado en campos alquilados, pero ahora se extiende a la producción en campos propios”, sostuvo la entidad.

Según los datos técnicos suministrados por los CREA para cubrir los costos de producción en el oeste bonaerense se requiere un rinde de 3,9 toneladas por hectárea, mientras que el promedio histórico normal es de una tonelada menos, 2,9 por hectárea. Según esos números “el productor que desarrolla el cultivo en campo propio perderá dinero por no poder cubrir lo invertido con lo que cobra”, advierte la entidad. 

Al momento de la siembra el precio del cereal rondaba los 190 dólares la tonelada, pero ese precios se retrajo en un 40 por ciento que ahora ronda los 114 dólares. De haberse mantenido el precio de siembra el rinde necesario para cubrir los costos hubiera sido de 2,4 toneladas por hectárea.

La situación se agrava para la entidad porque los productores “no son muy optimistas” sobre la productividad por hectárea que tendrá en la presente campaña, la que prevén por debajo a la de la cosecha del año anterior.

Pero las malas noticias no se detienen allí para los CREA, ya que “la situación de ahogo económico y financiero con el trigo no quedará circunscripta a los productores”, según Santiago del Solar,  miembro del CREA Treinta de agosto-Mari Lauquen, del oeste bonaerense y ex presidente de Maizar.

La “malaria” se trasladará también a los contratistas quienes “tendrán dificultades para trasladar el aumento de costos del orden del 25% que han sufrido en los últimos doce meses a la tarifa de cosecha”, dicen desde la entidad. En tanto que del Solar considera que “no va a ser fácil que los productores convaliden esos valores” a los precios actuales del grano.

Según el testimonio de Jorge Zunino, rec

Temas en esta nota

    Cargando...