La FAO denunció la degradación del 25% de las tierras

La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) denunció la «degradación del 25% de las tierras del planeta» en un importante informe divulgado ayer en Roma sobre el estado mundial de las tierras y el agua.

Por
29deNoviembrede2011a las07:43

«El 25% de las tierras del planeta están degradados», sostiene el informe de la FAO, que constituye la primera evaluación mundial del estado de los recursos de tierras. «Una cuarta parte de las tierras presenta un elevado estado de degradación. Otro 8% presenta una degradación moderada, el 36% está en condiciones de estabilidad o con una degradación ligera, y el 10% se clasifica como tierras que están mejorando», indicó el informe.

«La superficie restante del planeta está desnuda (alrededor de un 18%) o cubierta por masas de agua continentales (alrededor del 2%)», según los estudios de FAO, que incluyen todo tipo de tierras, no sólo las agrícolas.

La definición de la FAO de degradación va más allá del deterioro de las tierras y las aguas en sí mismas, e incluye una evaluación de otros aspectos de los ecosistemas afectados, como la pérdida de biodiversidad.

Para los expertos de la FAO, una extensa degradación y la escasez cada vez más aguda de recursos de tierras y agua pone en peligro a varios sistemas claves de producción de alimentos en todo el mundo, planteando un profundo desafío a la tarea de alimentar a una población mundial que para 2050 habrá llegado a los 9.000 millones de personas.

El informe de la agencia especializada de Naciones Unidas, con el título «Estado de los recursos de tierras y aguas del mundo para la alimentación y la agricultura», señala que si bien en los últimos 50 años se verificó un aumento notable en la producción de alimentos, en demasiados lugares, los logros se han asociado a prácticas de gestión que han degradado las tierras y los sistemas hídricos de los que depende la producción de alimentos.

«No hay región inmune, en todo el planeta hay sistemas en peligro, desde las tierras altas de los Andes hasta las estepas del Asia central, desde la cuenca hidrográfica del Murray-Darling de Australia hasta el centro de los Estados Unidos», advierte la FAO, cuya central se encuentra en Roma.

«Este informe debe sacudir al mundo, la gente debe entender que los recursos naturales no son infinitos», reconoció el director general de la FAO, el senegalés Jacques Diouf.

«Hoy en día muchos de los sistemas corren el riesgo de pérdida progresiva de su capacidad productiva por una mezcla de excesiva presión demográfica y prácticas y usos agrícolas insostenibles», indicó el informe.  

Temas en esta nota