Miedo al corralito En sólo 2 meses los griegos se llevaron 13.000 millones de euros de los bancos

La cifra es la estimación más conservadora del Banco de Grecia, para los meses de septiembre y octubre. El temor a la vuelta del dracma y la necesidad de muchas familias de recurrir a ahorros para vivir fogonea la fuga. En la primera semana de noviembre se estima que que hubo retiros por otros 5.000 millones. Los depósitos griegos se redujeron 21% desde enero de 2010.

30deNoviembrede2011a las08:08

Los ahorristas griegos perdieron la fe en su sistema financiero a medida que la crisis de deuda en ese y otros países de Europa empezó a amenazar con el fin del euro, al menos para aquellos países que, como el suyo, están en centro de la tormenta. El Banco de Grecia admitió ayer que durante dos meses, septiembre y octubre pasados, los griegos retiraron entre 13.000 y 14.000 millones de depósitos bancarios. El número equivale a alrededor del 8% de los depósitos del país.

La posibilidad de que uno o más países de la zona euro abandonen la moneda común dejó de ser una mera especulación y llegó a las elucubraciones de los líderes europeos. La semana pasada, el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, y la canciller alemana, Ángela Merkel, se animaron a especular con esa posibilidad, aunque sea para presionar al flamante primer ministro de Italia, Mario Monti, a la hora de requerirle medidas de austeridad más severas.

De esa manera, y con la experiencia argentina como antecedente, los griegos temen que su país abandone la moneda común y vuelva al dracma, lo que implicaría una devaluación de su moneda de entre el 40% y el 60% en pocos días. Esos miedos, combinados con la caída de la actividad económica que impulsa mayores fugas de depósitos de parte de las familias que han perdido sus ingresos y ahora deben tratar de sobrevivir con sus ahorros, llevaron a que los retiros de depósitos se volvieran masivos. Además, los depósitos en el país heleno están garantizados hasta los 100.000 euros, por lo que los dueños de ahorros mayores también deciden abandonar los bancos.

Ayer, el gobernador del Banco de Grecia, George Provopoulos, informó el avance de la sangría. “En septiembre y octubre, dos meses muy malos debido a la incertidumbre política, hemos perdido entre 13.000 y 14.000 millones de euros”, aseguró Provopoulos ante un comité parlamentario.

El gobernador del banco central griego opinó en que esta cantidad es “una cifra muy grande” y añadió que la retirada de depósitos bancarios se mantuvo durante los diez primeros días de noviembre al mismo ritmo. En concreto, la retirada de depósitos en octubre aumentó un 17% en términos anuales y un 4,6% en comparación con el trimestre anterior.

Según estimaron para El País de España bancos privados de Grecia, durante la primera semana de este mes los retiros de depósitos alcanzaron los 5.000 millones de euros, alrededor del 3% de los depósitos del país. Esta última fuga se disparó luego de que el ahora ex primer ministro griego, Georges Papandreau, intentara someter a referendum la aceptación del plan de rescate europeo y disparara, de esa manera, su salida del cargo.

Desde enero de 2010 se ha reducido en más de un 21% el total de los depósitos de los bancos griegos. En septiembre quedaban unos 183.200 millones en las cuentas de los bancos. A ese ritmo de vaciamiento, los depósitos bancarios del sistema financiero griego descendieron en el último mes hasta tocar los 174.600 millones de euros. La reducción de la base de depósitos, en parte causada por las fugas de capital, ha añadido nuevas presiones a los bancos griegos, que se han convertido en dependientes de la financiación del Banco Central Europeo (BCE) para satisfacer sus necesidades de liquidez al tener cerrado el acceso a los mercados mayoristas.

En este escenario, el gobernador del Banco de Grecia, George Provopoulos, pidió a los partidos políticos que formen ya mismo u

Temas en esta nota