Para el BBVA, en 2012 la economía local crecerá la mitad que este año

El centro de estudios de BVBA corrigió a la baja sus previsiones de crecimiento para Argentina y la región durante el año 2012.

Por
02deDiciembrede2011a las07:48

La profundización de la crisis europea, la desaceleración de Brasil y el nuevo escenarios de tasas llevó a los analistas de la entidad a recortar sus expectativas de crecimiento económico para el país, por encima de lo que las rebajó para la región.
Según las estimaciones de BBVA Research, la Argentina cerrará el 2011 con un crecimiento del PBI del 8,7% y el año 2012 con un avance del 4,1%. En julio pasado, BBVA estimaba en 5,7% el crecimiento de la Argentina durante el año próximo, pero el empeoramiento de Europa no dejará inmune a la región.

“Para 2012, hemos revisado a la baja las estimaciones de crecimiento para toda la región del 4,2% al 3,7%, con ajustes mayores para Brasil, Argentina, Panamá y Paraguay”, señaló Joaquín Vial, economista jefe de BBVA Research para América Latina.
Según el informe, la crisis europea está mostrando efectos de relevancia en la región. Los precios de las materias primas sufrieron un recorta, las bolsas bajas comparables a las de la crisis de 2008, las primas de riesgo subieron y las monedas de toda la región estuvieron bajo presión. Sin embargo, el crecimiento latinoamericano se verá reducido pero difícilmente interrumpido. “Esto no parece algo como lo que vimos luego de la quiebra de Lehman Brothers”, dijo Vial.

“Para la Argentina, el peor contexto externo se traduce en menor demanda de Brasil lo que, junto con el alza de tasas de los últimos meses y el impacto de la crisis en los precios de materias primas, nos llevó a revisar a la baja las proyecciones de crecimiento”, detalló Vial ante una consulta de El Cronista durante la presentación de un informe de situación latinoamericana, actualizado con datos a noviembre de este año.

El escenario que vislumbra BBVA para 2012 es el de una Argentina que resiste “bastante bien” la crisis que llega desde el exterior, pero con variables muy distintas a las que existieron durante los últimos 8 años. Para la entidad, el panorama de tasas altas en pesos se sostendrá durante el año que viene, como resultado de la menor disponibilidad de liquidez para el sector financiero. El informe estima un promedio del 16,9% durante los 12 meses, más de cuatro puntos por encima del nivel promedio de tasas de este año.

“El escenario de gran liquidez que tenía la banca en Argentina se ha visto reducido, y eso empujó las tasas. Si vuelve la calma y la confianza esto se podría estabilizar”, analizó Vial.
Los cálculos también estiman tensiones en materia de disponibilidad de divisas, con $4,8 de valor promedio del dólar durante el año próximo, más una cuenta corriente deficitaria del 0,5% del PBI y un balance fiscal en rojo de 1,8% del producto que pueden ser difíciles de administrar en tiempos de malaria mundial.

“Argentina perfectamente puede financiar esos déficits con financiamiento externo, previo acuerdo con el Club de París. En caso de que eso no ocurra, sólo queda la vía del superávit comercial y la inversión extranjera directa para conseguir esos dólares. Claro que esto último es muy complicado de hacer si el mundo entra en una recesión”, comentó el economista.

Por Matías Barbería.

Temas en esta nota