Destacada participación de Rizobacter en el VIII Congreso

El pasado viernes 2 de diciembre, Ricardo Yapur -presidente de Rizobacter Argentina- formó parte del panel “Innovación tecnológica 2020“ en el marco del VIII Congreso Internacional de Agronegocios PAA – PENSA.

06deDiciembrede2011a las15:30

"Los múltiples perfiles del agro: cómo balancear la economía, el medio ambiente y la sociedad". Su disertación estuvo orientada a analizar la posición y el potencial de la microbiología agrícola en el presente y en la próxima década, y fue parte de una mesa en la que participaron también Luis Mogni, de Bayer Argentina; Pablo Vaquero, de la firma Monsanto; Federico Trucco, de INDEAR, y Marcos Capdepont,  director de la división de Agro de YPF.

Luego de brindar un panorama del contexto mundial y nacional, Yapur aseguró que la microbiología agrícola tiene mucho que aportar para hacer frente a las problemáticas que marcan un perfil de época. Esto es al aumento de costos energéticos, la reducida cantidad de áreas disponibles para agricultura y un aumento de producción en zonas marginales con caracteres adversos. "Aunque hoy conocemos sólo una  milésima parte de la existencia real de microorganismos en el suelo, el potencial de la microbiología agrícola está en pleno crecimiento Sabemos que es posible desarrollar productos para el control de plagas que provienen de la naturaleza en el sector agrícola, y en el área de sanidad animal y ambiental. Es más, con la creación de tecnologías  microbiológicas podríamos generar productos que reemplacen a los formulados a partir de síntesis químicas. Hoy en Europa existen normas que regulan aspectos ambientales y que incluyen la problemática de la devolución de los nutrientes extraídos al suelo, este es un aspecto estratégico para la generación de valor agregado en origen y la sustentabilidad; así como, la mantención de la  fertilidad química y física del recurso suelo. Bajo estas condiciones sería posible pensar en un nuevo concepto de desarrollo de los cultivos", destacó claramente el ingeniero Yapur.

En este nuevo contexto, los directivos de las empresas tendrán que dejar de considerar el cambio climático y la limitación de recursos como problemas exclusivamente ambientales y, admite Yapur, comenzar a verlos como problemas económicos relativos a la distribución del costo y de las oportunidades. Los avances en microbiología agrícola tendrán mucho para aportar en este sentido.

Hoy se sabe que la aplicación de productos microbiológicos posibilita la producción en zonas marginales, reducen costos de aplicación para el productor en comparación con otros insumos agrícolas y aporta aumentos en los rendimientos en zonas productivas tradicionales.  Si se habla particularmente de la soja, los números hacen aún más visible su trascendencia. Se estima que el 50% del Nitrógeno que este cultivo precisa para su desarrollo proviene de la Fijación Biológica de Nitrógeno (FBN). El rendimiento diferencial obtenido en lotes sin historia sojera, asciende a un promedio de 500 Kg/Ha. mientras que los que derivan de lotes con antecesor soja, es decir con población naturalizada de bradhirizobium, expresan un aumento en el rendimiento en promedio de  300 Kg/Ha.

Ahora bien, "el gran desafío es sin dudas la generación y uso intensivo del conocimiento". Esto es, explica el presidente de Rizobacter, "lo que va a diferenciar a la Revolución Verde del siglo XXI de la anterior, y es lo que ya estamos atestiguando tanto en las organizaciones públicas como privadas". Año tras año se incrementa fuertemente la investigación y desarrollo de productos microbiológicos. Dentro de las  líneas de investigación más reconocidas en la comunidad científica y productiva se encuentras las que están tratan de demostrar si es posible que las cepas de Bradyrhizobium japonicum que se utilizan en nuestro país puedan fijar Nitrógeno en suelos contaminado

Temas en esta nota

    Cargando...