Abal Medina y Lorenzino, únicas sorpresas del próximo gabinete

La Presidenta mantuvo la estructura de su equipo de colaboradores. Las excepciones son el nuevo jefe de los ministros y el titular de Economía. Se confirmó el ascenso de Yauhar en Agricultura. Echegaray, ratificado en la AFIP. Moreno seguiría en Comercio Interior.

07deDiciembrede2011a las07:40

Cuando faltan tres días para el inicio de su segundo mandato, la presidenta Cristina Kirchner presentó finalmente la conformación de su equipo de trabajo, que tendrá sólo tres cambios: Juan Manuel Abal Medina será el jefe de Gabinete; Hernán Lorenzino , el ministro de Economía, y Norberto Yahuar , el de Agricultura.

El resto de las carteras quedaron en manos de sus actuales titulares. Julio De Vido comenzará así su noveno año al frente del Ministerio de Planificación Federal, junto con Carlos Tomada, que permanecerá en Trabajo. Ambos llegaron en 2003, de la mano de Néstor Kirchner.

A pesar de que esperaba un ascenso, Florencio Randazzo quedó como ministro del Interior después de haber perdido la pulseada con Abal Medina por el cargo máximo entre los colaboradores de la Presidenta. Nilda Garré continuará en Seguridad; Julio Alak, en Justicia; Héctor Timerman, en Cancillería; Alicia Kirchner, en Desarrollo Social; Débora Giorgi, en Industria; Enrique Meyer, en Turismo; Lino Barañao, en Ciencia y Tecnología; Alberto Sileoni, en Educación; Arturo Puricelli, en Defensa, y Juan Manzur, en Salud. Este era el único que ya sabía que quedaba en el gabinete. Cristina Kirchner le había hecho pedir licencia como vicegobernador tucumano para que siguiera en su cargo.

Aunque no se dio a conocer cómo quedará el resto de las secretarías, ayer la Presidenta le dio un fuerte respaldo a Guillermo Moreno , que permanecería como secretario de Comercio Interior. En un acto en el Museo de la Casa Rosada, la jefa del Estado dijo sentirse "muy contenta" con las gestiones de su secretario, que estaba en la tarima junto a ella. "La Secretaría de Comercio Interior, como siempre, busca el equilibrio entre exportación e importación y está muy bien que así sea porque debemos cuidar los intereses del país. Es cierto que cuando uno por ahí tiene que cuidar determinados intereses resulta antipático para otros intereses", le regaló como elogio a uno de los hombres más cuestionados por sus modos dentro del oficialismo. Al caer la noche fue ratificado el director de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, que tiene mandato hasta diciembre de 2012.

Sólo los tres nuevos ministros se enteraron por boca de la Presidenta de las novedades. La jefa del Estado se reunió con cada uno de ellos ayer al mediodía, por separado, en la quinta de Olivos. El resto debió ver por televisión la rueda de prensa, sin preguntas de los medios, que dio el vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro, minutos antes de las 15. Ninguno supo si permanecía en su cargo hasta el momento en el que el funcionario leyó la lista. Los nombres estaban contenidos en dos hojas raídas, blancas, escritas de manera desprolija.

Los únicos tres cambios que oficializó Cristina respondieron a las modificaciones obligadas que debió hacer por la salida de Aníbal Fernández de la Jefatura de Gabinete, que asumió como senador; la de Julián Domínguez de Agricultura, que ayer juró como diputado, y la del vicepresidente electo, Amado Boudou, que dejó Economía.

Justamente Boudou se elevó ayer como uno de los ganadores en el reparto de cargos. Lorenzino, si bien entró al Palacio de Hacienda en la gestión del ex ministro Carlos Fernández, era el elegido del vice electo para que lo sucediera. Boudou lo presentaba en la intimidad como su heredero. Ambos se habían hecho muy amigos y Lorenzino funcionaba, en la práctica, como el número dos de la cartera económica. La Presidenta se lo había llevado hace un mes a Cannes, a la cumbre del G-20, y lo sentó también a su lado en la reun

Temas en esta nota