Agroindustria nacional invertirá pese a retiro de subsidios

El sector agroindustrial de nuestro país, principal exportador mundial de aceite y harina de soja, mantendrá sus planes de inversión pese que el Gobierno eliminó millonarios subsidios a la energía y el agua que consume, dijeron el miércoles fuentes de la industria.

Por
07deDiciembrede2011a las15:17

En busca de mejorar la situación fiscal, el Gobierno anunció progresivamente este año la eliminación de las subvenciones estatales a distintos sectores de la economía, como el de elaboración de biocombustibles y aceites, que llevarán el ahorro total en el gasto público a 4.847 millones de pesos (unos 1.133 millones de dólares).

Pero la medida no representaría un obstáculo a la carrera de inversiones que en los últimos años están corriendo las empresas agroindustriales de uno de los principales proveedores mundiales de alimentos. "Esto no afecta nuestro proyecto en sí. Nosotros seguimos adelante" con la construcción de una planta de etanol que insumirá 110 millones de dólares, dijo a Reuters Daniel Biga, presidente de la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA).

Las tarifas de los servicios públicos de Argentina han tenido un alza general inferior a la inflación desde el 2002, cuando la nación sufrió una devastadora crisis económico-social, gracias a los millonarios subsidios estatales.

"A todas las empresas les va a doler el recorte de los subsidios, pero todas lo van a soportar. La industria no se va a morir", dijo una fuente de la industria aceitera, que apoyó la medida tomada por el Gobierno. Tras varios años de fuerte crecimiento económico en los que el Gobierno pudo incrementar las subvenciones para alimentar el mercado doméstico, los subsidios públicos alcanzan actualmente cerca de 70.000 millones de pesos (16.365 millones de dólares).

 Pero como el mecanismo para otorgar los subsidios es altamente intrincado, es muy difícil realizar un pronóstico sobre el alcance que la medida oficial tendrá de forma general sobre el sector.

"El impacto es muy variable, en función de los contratos de provisión de energía, gas y agua de cada empresa", explicó Claudio Molina, director ejecutivo de la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno (AABH).

Argentina exportó en el 2010 cerca de 15.000 millones de dólares en aceite y harina de soja, según la Bolsa de Comercio de Rosario, y 1.200 millones de dólares en biodiésel elaborado en base a aceite de la oleaginosa.

Fuente: Reuters

 

Temas en esta nota