Inversión en una planta aceitera

La firma Nidera inauguró el martes pasado las obras de modernización de la planta industrial de aceites refinados de Valentín Alsina, Lanús, que se convierte así en uno de los establecimientos más modernos del país, con la incorporación de los procesos de neutralización en frío, lavado, blanqueado y desodorización de aceites.

Por
10deDiciembrede2011a las07:47

El acto contó con la presencia del gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, y de Alejandro Figueroa, gerente de Aceites Refinados de Nidera. La modernización de la planta industrial forma parte de un plan de inversiones por 150 millones de dólares para sostener el crecimiento de la empresa y consolidar el modelo de producción integrada.

Según detallaron desde Nidera, el plan de expansión contempla inversiones en la ampliación del puerto General San Martín que la empresa posee en Santa Fe; en la planta de Valentín Alsina, donde se refina y envasa el aceite vegetal comestible Legítimo, y en la planta extractora de aceite de soja de Saforcada, en Junín.

Instalaciones

La planta de aceites refinados de Valentín Alsina tiene una capacidad de refinado de 650 toneladas diarias y de almacenamiento de aceite crudo o refinado de 20.000 toneladas. Hace el procesamiento de PET y también el embotellamiento. Está certificado bajo las normas ISO 9000 e ISO 14000. Las inversiones recientemente anunciadas tienen que ver con la instalación de líneas de neutralización en frío, lavado, blanqueado y desodorizado, y la puesta en marcha de una nueva planta de tratamiento de efluentes. Con esta última obra, ese establecimiento industrial concluyó su proceso de adaptación a las normas de la Acumar.

Respecto de la planta de Nidera en Junín, está en la etapa final de montaje de la obra en la que se instalará una nueva fábrica de extracción de aceite de soja. Cuenta con un poder de almacenamiento para 150.000 toneladas de girasol, 40.000 toneladas de subproductos y 300.000 toneladas de aceites. En esta planta la inversión es de más de US$ 30 millones y generará un nuevo punto de venta para los productores de la región, generando servicios de acondicionamiento para sus producciones y facilitando la logística con un retorno más rápido de los camiones para sacar la producción de los campos, posibilidad tan valorada en los críticos momentos de la cosecha.

El complejo de Saforcada contará con una molienda de 2200 toneladas diarias de girasol y 2100 toneladas de soja. Estas 4300 toneladas por día equivalen a 150 camiones diarios de descarga. Para operar la fábrica se ha empleado personal de la zona. Esto favorecerá aproximadamente a 120 familias instaladas en la región, que se suman a las casi setecientas que Nidera emplea en Buenos Aires. Esta nueva fábrica empezará con el proceso de puesta en marcha a mediados de diciembre.

 

Temas en esta nota