Importar gas sigue siendo más caro

Para los porteños seguirá siendo más barato el fluido que lo que paga el Estado por el gas importado.

12deDiciembrede2011a las07:42

El año próximo la importación de gas por barco y desde Bolivia insumirá entre US$ 5000 y 6000 millones. Foto: Archivo

Ni con la casa más grande del barrio más concheto en los meses de mayor consumo, y ni aun habiendo renunciado con todas las ganas del mundo a los subsidios, pagará ese usuario por el metro cúbico de gas el precio que la Argentina le paga a Bolivia por el mismo producto. Y no estará ni cerca de lo que el Estado gasta por el fluido que llega por barco desde Trinidad y Tobago.

La quita de subsidios a hogares ubicados en zonas caras, con las que el Gobierno estima que ahorrará por lo menos 560 millones de pesos al año, está lejos de solucionar el problema de la pérdida del abastecimiento energético y de modificar en algo la política de importación de hidrocarburos, que exige cantidades cada vez mayores de divisas para enviar al exterior.

Una de las facturas más caras es la que se paga por el gas importado, tanto a los productores bolivianos como a las comercializadoras que lo traen en barco en forma de gas natural licuado (GNL). Es gas que se usa tanto para consumo domiciliario e industrial como para generación eléctrica, con lo cual tiene también un costo indirecto en la factura de la luz. Se estima que el año próximo estas importaciones podrían demandar entre 5000 y 6000 millones de dólares: la cantidad de barcos contratados por Enarsa pasará de 50 a 80, y los acuerdos con Bolivia estipulan aumentar en un 50% los envíos diarios del fluido. Además, el precio de ambos contratos sufrirá incrementos respecto de los valores pagados en 2011.

A los precios de hoy -que serán actualizados desde el 1° de enero-, la Argentina le paga aproximadamente $ 1,66 por metro cúbico de gas a Bolivia. Por el GNL, el Estado pagará el equivalente a una cifra que oscila entre 2,32 y 2,94 pesos.

¿Cuánto pagan hoy los usuarios residenciales por ese mismo producto? Si bien la tarifa varía según la región del país, puede decirse que en la Capital Federal hoy se paga por m³ de gas natural un precio que oscila entre 0,14 y 0,39 peso (el tope es de 25 centavos en los meses de invierno), según el nivel de consumo anual (y sin computar ahí ni el cargo fijo por distribución ni los impuestos).

Pero en las últimas semanas el Gobierno dictó varias resoluciones para, primero, aumentar el precio de la energía subsidiada a todos los usuarios, y luego quitar esos mismos subsidios a algunas zonas. El resultado es que desde el 1° de enero, los vecinos de Puerto Madero (uno de los barrios que perdieron el total de los subsidios) pasarán a pagar entre $ 0,23 y 1,19. En ningún caso llegarán a cubrir el costo del gas importado (y en el caso de más bajo consumo ni siquiera llegará a cubrir el 10% de lo que la estatal Enarsa pagará por el GNL).
Diferencias

Hay que aclarar que, por ahora, el gas importado representa cerca del 20% del consumo total del país, aunque esa proporción no para de crecer año tras año.

"Aún falta un montón para llegar a pagar lo que corresponde para cubrir las importaciones. Toda esta diferencia la paga el Estado", sostuvo Agustín Bruno, economista de la consultora Labour Capital Growth (LCG).

Según el informe de precios de la energía que elabora la consultora de Daniel Montamat, un hogar con un consumo anual de 962 m³ de gas por año (categoría R2 3°) gasta en promedio $ 0,269 por m³ (si está en Capital) o $ 0,313 por m³ (si está en el conurbano), prorrateando no sólo el precio del fluido sino también los costos de transporte, distribución e impuestos. Esa estimación no tiene en cuenta la quita de subsidios, por lo que habría que sumar otros 13 centavos en caso de que este hipotético usuario pierda el beneficio. El 73% de los clientes residenciales de gas tienen un consumo igual o menor q

Temas en esta nota

    Cargando...