Brasil ahora quiere cupos para quesos

Recientemente se acordó con Brasil un cupo de exportación de leche en polvo de 3.300 toneladas en promedio, luego de una larga negociación, iniciada en febrero por el cierre de la frontera. Ahora el sector lácteo brasileño buscará concretar un pacto similar pero con quesos.

Por
15deDiciembrede2011a las07:22

Según Luiz Esteves Martins, presidente de la Asociación Brasileña de las Industrias del Queso (ABIQ), la barrera colocada para la leche en polvo argentina no resuelve totalmente el problema de entrada de la leche de ese país ya que continúa entrando en la forma de quesos, al no existir obstáculos para este producto, según informó Milkpoint.
Solo en octubre las exportaciones argentinas de quesos a Brasil alcanzaron las 4.798 toneladas frente al promedio de 1.600 toneladas mensuales en promedio en 2010 y respecto a las 150 toneladas registradas en 2006/2007.

Para Rodrigo Alvim, presidente de la comisión de ganadería de leche de la Confederación Nacional Agropecuaria (CNA), la cuota sería una forma de controlar esos golpes de importación, principalmente para que no sucedan en plena zafra brasileña.

Ya fue aprobado un cupo de 600 toneladas de quesos por mes y de 400/t en el caso del suero, en la cámara sectorial de lácteos. Resta ahora comenzar a negociar con Argentina, explicó Alvim. Si bien se realizaron algunos intentos cuando se trataba el cupo para la leche en polvo, no tuvieron éxito. Para el suceso de esta nueva negociación Alvim espera que la subcomisión de leche de la Cámara de Diputados apoye nuevamente al sector, al igual que lo hizo en el caso del cupo para la leche en polvo.

Los quesos argentinos compiten en precio con los brasileños, situación agravada por la diferencia cambiaria, que favorece la importación. “Una misma red supermercadista colocó muzzarella argentina en las capitales del nordeste a R$ 10,9 por kilo al consumidor, mientras que el producto nacional presentó valores de R$ 13,9”, ejemplificó Alvim.

En algunos momentos del año los precios poco competitivos en el mercado de queso obliga a la industria a derivar su producción de leche hacia otros productos, como la leche larga vida que, eventualmente, tiene precios más atractivos. Cuando esta estrategia coincide con la zafra de las regiones sudeste y centro oeste, el resultado es la caída en los precios de la leche, repercutiendo en los precios al productor.
De todas formas cualquier negociación será realizada a partir de febrero, cuando se reúna nuevamente la comisión de monitoreo del acuerdo entre Brasil y Argentina.

Temas en esta nota