Mejores cosechas deterioran perspectiva de los mercados

La soja volvió a registrar un nuevo mínimo anual, llegando a negociarse en niveles no observados desde octubre del año pasado.

16deDiciembrede2011a las07:44

Otra semana negativa, en la que los precios de la soja vuelven a registrar un nuevo mínimo anual, llegando a negociarse en niveles no observados desde octubre del año anterior. Los temas relacionados con Europa, que generaron una marcada suba en la cotización del dólar, atentaron una vez más contra la marcha positiva de los mercados de granos.

Según el Credit Suisse, la perspectiva de los mercados agrícolas se ha deteriorado en los últimos meses, como consecuencia de mejores cosechas globales y tendencias negativas técnicas de largo plazo para la marcha de las cotizaciones.

Los especialistas de este banco suizo creen que los precios de la mayoría de los commodities agrícolas se encuentran amenazados por los reducidos crecimientos económicos globales y las crecientes dificultades de financiamiento comercial.

Para los cereales, los analistas del banco sostienen que las cotizaciones del maíz se encuentran sobrevaluadas, aunque las perspectivas de corto plazo resultan constructivas, anticipando que sus precios alcanzarán niveles de u$s 225 la tonelada en el próximo trimestre y de u$s 212 la tonelada en los próximos 12 meses.

Para el trigo, el Credit Suisse estima que las perspectivas son negativas desde un punto de vista técnico, dado que este cultivo no pudo penetrar nuevos máximos en el mes de febrero y ahora se encuentran en una pendiente declinante. Para la FAO, los precios de los alimentos habrían alcanzado un piso, según el comentario de uno de sus oficiales, luego de revelarse que el índice mensual de precios que periódicamente reportan registró su quinta caída consecutiva, la más prolongada de los últimos dos años.

El economista senior de esta organización, Abdolreza Abbassian, consignó que, sin embargo, la caída en el índice de este mes resultó más atenuada que la de otros meses, pese a que varias naciones expresaron que incrementarán sus proyecciones productivas en la próxima campaña.

El índice de la FAO, que mide una canasta de los principales alimentos, registró una caída del 0,5% en el pasado mes de noviembre, con un registro de 215 puntos, atribuible fundamentalmente a la mala performance del trigo en los mercados mundiales.

El índice declinó un 4% en el mes de octubre, por las bruscas bajas en las plazas de cereales, oleaginosas, azúcar y productos lácteos, luego de haber registrado su nivel récord de 238 puntos en el mes de febrero.

Rusia, un activo país productor de trigo de la región del Mar Negro, podrá alcanzar una cosecha de entre 95 a 100 millones de toneladas el año entrante, un nivel bastante similar al alcanzado en 2008. De todas maneras, la FAO advierte que, aunque sea prematuro arriesgar un pronóstico, la sequía reinante en Ucrania podrá atentar el objetivo de lograr una buena productividad en esa región. El estado actual de los cultivos de invierno no resulta bueno en esta nación ni tampoco en algunas zonas del Este de Europa.

Dentro de los factores financieros que atentaron contra los precios de los commodities agrícolas, la FAO cita la fortaleza del dólar como un factor decisivo en esta tendencia. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) reveló su informe mensual de oferta y demanda -que resultó ser bajista, en términos generales- al haber confirmado existencias finales superiores a lo esperado, tanto en Estados Unidos como a nivel global.

El resultado final de los principales cultivos de verano en Estados Unidos, por su parte, será confirmado en el reporte del mes de enero del año próximo, en el que se conocerá el informe final de las cosechas de ese país.

En relación con los datos referidos a nuestro país, el USDA incrementó marcadamente su estimación para la próxima campaña de trigo, elevándola

Temas en esta nota