El Gobierno piensa en un reemplazo para la CGT

Cree que la pelea con Moyano no tiene retorno; los candidatos.

Por
16deDiciembrede2011a las07:52

El clima en el Gobierno era ayer de sorpresa, malestar y preocupación. Cristina Kirchner sabía que Hugo Moyano endurecería el discurso, pero nunca imaginó que rompería lanzas con el PJ y con el kirchnerismo. Por eso la Presidenta comenzó a analizar seriamente su apoyo, siempre bajo cuerda, a un dirigente gremial del sector industrial para que reemplace al líder camionero al frente de la CGT, desde junio de 2012. La pelea sería inexorable.

"Empezó el principio del fin de Moyano como líder de la CGT. El fin es inexorable", aseguró a LA NACION un ministro del Poder Ejecutivo.

Se reflotó así el viejo hilo conductor del pensamiento oficial. "En una Argentina industrial ese lugar debe ser para un dirigente gremial de las empresas metalúrgicas o de las automotrices", decían ayer en Balcarce 50 allegados a la Presidenta.

Por ese motivo, recobró peso la idea de que Cristina Kirchner podría apoyar a Antonio Caló, titular de la UOM (metalúrgicos), o a Ricardo Pignanelli, titular de Smata (mecánicos). En Olivos consideraron que Moyano selló su aislamiento del Gobierno y confirmó que no será de aquí en más un interlocutor entre la CGT y la Presidenta. Así, dicen, se aislará también de sus pares. "Los sindicatos necesitan un buen gestor y Moyano demostró que no lo es. Cristina no cederá en ninguno de los reclamos que planteó en una tribuna desafiante", dijo otro altísimo funcionario a LA NACION. Comenzará así un trabajo desde Balcarce 50 para espantarle aliados sindicales al jefe camionero.

Por Mariano Obarrio.

Temas en esta nota