Para inversores: Matba y Rofex lanzan futuros de soja con precios de la Chicago Mercantile Exchange

Las materias primas al poder. A pesar del recorte en los precios que ha propuesto un escenario donde el dólar parece querer recuperar su imperio perdido frente al euro, la inversión en commodities tiene un lugar asegurado entre los inversores.

Por
16deDiciembrede2011a las07:29

En este universo, el instrumento más utilizado para posicionarse (y especular) –ya sea por la suba o por la baja– son los futuros, especialmente aquellos que no tienen la entrega física de la mercadería al finalizar el período del contrato, es decir, donde sólo se liquida la diferencia con respecto al precio final. En este caso la “apuesta” es sólo financiera y está atada a la cotización que refleje el mercado.

En el mundo, la plaza de operaciones de futuros más importante es la Chicago Mercantile Exchange (CME), un mercado donde incluso operan numerosos inversores argentinos que siguen la evolución del rey de los commodities: la soja. Desde ahora, se podrá invertir en soja, trigo y maíz operando contra los precios de Chicago pero sin la necesidad de tener fondos en el exterior. El Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) y, por otro lado, el Mercado a Término de Rosario (Rofex), pondrán a disposición del público la posibilidad de negociar a nivel local un contrato sobre el precio de referencia internacional del principal cultivo agrícola de la Argentina.

“El contrato de futuros sobre Soja Chicago permite ofrecer a productores, acopiadores, corredores y exportadores una herramienta adicional de cobertura, que será operada, negociada, liquidada y compensada en Argentina”, señaló Diego Fernández, gerente General de Rofex.

En el caso del Rofex, el contrato negocia un tamaño de cinco toneladas (aproximadamente u$s 2035), y según señalan en el mercado, el inversor minorista o institucional podrá incorporar la oleaginosa como un activo más dentro de una cartera de inversión. Asimismo, el nuevo contrato que, como se dijo, cotiza en dólares por tonelada, cuenta con la licencia del Chicago Mercantil Exchange (CME) para la utilización de sus precios de ajuste, de forma tal que la cotización de la oleaginosa ajustará contra el precio de aquel Mercado, referente mundial del futuro de soja.

Por su parte Ricardo Valderrama, titular del Matba, entidad que también ha lanzado el contrato con referencial en Chicago, señaló que “se trata de una oportunidad única para los inversores, que tendrán acceso a los precios de Chicago, un mercado con alta liquidez y muy referencial de la operatoria de la soja”.

En el caso del Matba, se trabaja para dar a luz –ya están confirmados– contratos que también incorporen al maíz y al trigo, también con el referencial de los precios de la CME.
En ambos casos, la buena noticia para el inversor es que uno puede realizar las operaciones de garantía en pesos y manejarse con el sistema financiero local sin tener que transferir los fondos al exterior.

Así, se resalta la función de los mercados de futuros como descubridores de precios, que al proporcionar el ámbito necesario para la formación de los mismos contribuyen con transparencia a la operatoria. En este sentido, destacan en el mercado que “la operatoria de futuro es muy importante, ya que permite que la oferta y la demanda se autorregulen, evitando de ese modo las bruscas oscilaciones en los precios de productos, tales como los granos, que se caracterizan por una oferta estacional y una demanda permanente”.

Además, otra de las funciones de los mercados es que reciben, procesan y difunden todo tipo de información local e internacional sobre las distintas variables que inciden en la conformación de los precios de los productos que cotiza.

Por Julián Guarino.

Temas en esta nota