Moyano busca más apoyo gremial tras distanciarse del Gobierno

Hay una reunión convocada para mañana con todos los sectores de la CGT. Ayer, dirigentes no alineados con el moyanismo coincidieron con sus reivindicaciones gremiales. Micheli, de la CTA opositora, habló de “una agenda común“.

19deDiciembrede2011a las07:36

Como en el ajedrez, donde uno para ganar tiene que intentar prever la movida del rival, Hugo Moyano entiende que la próxima jugada que el Gobierno hará en su contra será la de buscar aislarlo. Por eso, el camionero está ahora con una caña a la pesca de dirigentes sindicales para unirlos a su pelea. Ya sumó a Gerónimo “Momo” Venegas –es un viejo amigo suyo, pero estaba con los pies afuera de la CGT–, a su ex archienemigo Luis Barrionuevo y a Pablo Micheli, jefe de la CTA opositora. Mañana, además, está convocada una cumbre con representantes de diferentes sectores gremiales en la que espera conseguir aún más apoyos.

Al encuentro, dijeron a Clarín fuentes gremiales, se citó a ocho dirigentes de los diferentes sectores en los que hoy está dividida la CGT.

Además de Moyano están invitados Barrionuevo, Venegas, el colectivero Roberto Fernández, el metalúrgico Antonio Caló, el textil Jorge Lobais, el lucifuercista Oscar Lescano y Antonio Basso, de los trabajadores madereros .

El que opera para concretar la reunión es Julio Raele, un empresario del seguro que tiene excelentes vínculos con todos los sectores sindicales. “Raele es amigo de todos”, contó uno de los sindicalistas invitados a la cumbre. El empresario es dueño de la aseguradora donde la mayoría de los gremios contratan sus pólizas de vida y sepelios.

El jueves, en los festejos por el Día del Camionero, Moyano desafió públicamente a Cristina Kirchner y colocó su relación con la Presidenta al borde de la ruptura . Ahora el camionero apuesta a hacerse más fuerte para el caso de que el Gobierno intente sacarlo antes de tiempo de la CGT (tiene mandato hasta junio de 2012).

Aunque está parado del lado de Moyano en la pelea con el Gobierno, hasta ahora Luis Barrionuevo no mantuvo ningún contacto personal con el camionero. El de mañana podría ser el primer encuentro. Con Venegas, en cambio, Moyano se reunió el viernes.

Con Pablo Micheli, jefe de la CTA opositora, tampoco se vio personalmente. Pero antes del acto en Huracán, Moyano envió un emisario a la CTA opositora para adelantarle a Micheli parte del contenido de su discurso y plantearle que le interesaba la “unidad de acción” entre las dos centrales sindicales y trabajar en una “agenda común”. Ese emisario, dijeron, fue Ricardo Cirielli, líder de los técnicos aeronáuticos. Cirielli hasta ahora jugaba con en la CGT Azul y Blanca de Luis Barrionuevo, lo que da una idea de la velocidad de los realineamientos sindicales.

Ayer, por otro lado, el secretario general de la UOCRA, Gerardo Martínez, salió a respaldar las demandas gremiales que el jueves hizo Moyano en su acto . “El hecho de reclamar no significa extorsionar. Me parece que él (por Moyano) está diciendo lo que, justamente, corresponde . La Presidenta tiene que velar por los derechos de todos los argentinos y entender que hay un sector, que es el sector del trabajo, que puede tener reclamos puntuales”, dijo Martínez a radio Mitre.

Pero el dirigente de la construcción se diferenció de Moyano en lo que hace a sus reclamos políticos: “El deber y la responsabilidad de un dirigente sindical es mantener el diálogo abierto tanto con el Gobierno, que es quien tiene el apoyo de la mayoría de la sociedad, como con el sector empresarial”.

Oscar Lescano, Secretario General de Luz y Fuerza , habló en la misma línea que Martínez. “Las reivindicaciones gremiales que hizo Moyano son legítimas, pero no estoy de acuerdo en cómo las formuló, de manera pública y confrontando”, dijo a Clarín .

Un sindicalista que estuvo reunido antes del acto con el ministro Car

Temas en esta nota