Brasil anticipa nuevas medidas para proteger su industria contra las importaciones

El ministro de Economía de Brasil, Guido Mantega, anunció nuevas medidas de protección comercial para el sector textil ante las importaciones y sostuvo que el gobierno de la presidenta Dilma Rousseff no permitirá que el dólar vuelva a costar 1,60 reales, lo que le quita competitividad a la producción nacional.

Por
19deDiciembrede2011a las10:42

"Nuestra tendencia es aumentar la defensa comercial, hace dos años que hablo de la guerra cambiaria en el mundo", dijo Mantega sobre la devaluación de las monedas con el fin de ganar competitivdad exportadora.

El ministro anunció que dentro de tres meses Brasil implementará el Impuesto a la Importación contra productos sospechosos de estar subfacturados para proteger al sector textil, previa información a la Organización Mundial del Comercio.

"El sector textil está bajo ataque, vamos a buscar un régimen de defensa, como ya ocurrió con los juguetes. Me cansé de hablar de la guerra cambiaria, ahora esperamos actuar", dijo Mantega al diario Folha de Sao Paulo.

Los empresarios textiles reclaman desde hace tres años medidas para proteger sus productos de los asiáticos.

"Queríamos que la OMC considerara el tema del cambio, pero dijo que eso depende de una investigación del FMI sobre manipulación de monedas. Eso no funcionó y entonces decidimos usar las defensas comerciales", afirmó.

Esta semana entró en vigor el impuesto del 30% a vehículos fabricados fuera del Mercosur y del acuerdo automotriz con México y hasta marzo rige la exención impositiva del Impuesto al Producto Industrializado (IPI) para la línea blanca.

Los industriales reclaman medidas contra las importaciones y la devaluación del real, que está cotizado en torno de 1,85 por dólar.

La producción industrial brasileña en 2011 debe crecer cerca del 0,9% mientras que el gobierno espera un crecimiento global del PBI de 3,2%.

Mantega calificó de "maravilla" que sólo China posee, el mercado interno brasileño, para superar los embates de la zona euro y las maniobras de países para desembarcar sus productos en países emergentes que crecen mientras las potencias están en situación de estancamiento.

En otra entrevista, al diario O Estado de Sao Paulo, Mantega afirmó que el crecimiento cero de la economía en el tercer trimestre es un asunto superado.

"Ya tocamos fondo en octubre y volvimos a crecer en noviembre y diciembre", agregó, previendo que el crecimiento del PIB para 2012 será de entre 4% y 5%.

Una de las herramientas para garantizar ese crecimiento, dijo Mantega, es "una tasa de cambio más competitiva".

"No permitiremos que el cambio se valorice como venía valorizándose. No vamos a dejar el dólar aproximarse a 1,60", afirmó el ministro.

La defensa comercial forma parte de la política de la presidenta Rousseff para enfrentar los coletazos de la crisis europea.

Recientemente, la mandataria anunció que no se quedará "de brazos cruzados" frente a la pérdida de competitivida de las fábricas brasileñas.

Temas en esta nota