El Gobierno dice que no saldrá al mercado en 2012 y busca nuevas cajas públicas

Al defender el Presupuesto 2012 ante Senadores, el ministro ratificó que se apelará al financiamiento interno y a reservas. Mañana se aprobará la ley.

Por
20deDiciembrede2011a las07:55

En su primera aparición pública desde la jura, el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, dijo en el Senado que el Gobierno apelará a fuentes internas de financiamiento para cubrir los vencimientos de deuda del año entrante. El funcionario ratificó así la postura oficial, en momentos en que varios analistas sostienen que los recursos internos se han agotado y que el regreso al mercado es una alternativa probable.

En sus dos horas de exposición, Lorenzino defendió las previsiones oficiales contenidas en el proyecto de Ley de Presupuesto 2012, que cuenta con media sanción de Diputados y obtuvo en la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado dictamen favorable. La Cámara Alta lo convertirá en ley mañana.

El ex secretario de Finanzas se detuvo en los números de deuda y sus fuentes de financiamiento. “El intra sector público va a ser importante, al igual que el Fondo de Desendeudamiento” constituido por reservas del Banco Central (BCRA), afirmó Lorenzino.

El Fondo de Desendeudamiento está compuesto por reservas de libre disponibilidad, que surgen de una fórmula técnica que data de tiempos de la convertibilidad. Si bien analistas de consultoras privadas dudan de que los recursos del Central sean suficientes para girar al Tesoro, el Presupuesto contempla el envío de hasta u$s 5.674 millones para pagar deuda. En 2010, el Gobierno usó reservas por unos u$s 7.000 millones para saldar compromisos con acreedores privados y multilaterales. Este año la suma de reservas empleadas para pa-
gar deuda ascendió a u$s 9.500 millones.

Para los consultores privados, el Gobierno deberá saldar una brecha financiera de entre u$s 6.000 y 8.000 millones. En la visión oficial, ese gap está cubierto con reservas y otros recursos del sector público, como el ANSeS y el Banco Nación. Aunque no se destacar que el Gobierno apele a nuevas cajas dentro del sector público.
En su exposición ante senadores, Lorenzino destacó la baja exposición del país a la deuda.

La relación deuda/PBI, que en 2002 era del 160% se redujo hasta el 44% actual. “Además, casi 53% de la deuda nacional es con el propio sector público y otro 8% con organismos multilaterales, lo cual implica un bajo riesgo de refinanciamiento”, afirmó. La deuda con el sector privado representa “menos del 15% del PBI”, detalló.
El ministro admitió que “nadie puede saber el impacto” que tendrá la crisis internacional en el país, pero defendió las herramientas proteccionistas con el que el Gobierno intentará paliar las restricciones externas y garantizar un saldo positivo en la balanza comercial de u$s 9.500 millones. “Al debilitamiento de las economías avanzadas se suma la incertidumbre sobre la sustentabilidad de las políticas para una salida futura y su impacto en la Argentina”, sostuvo.

Así justificó la prórroga de la Ley de Emergencia Económica, vigente desde 2002. “El Poder Ejecutivo necesita todos los elementos para superar la crisis, como lo hizo en 2009, sin que haya pérdidas de empleo ni fiscales”, dijo.

En tanto, el secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, dijo que el Gobierno contempla “una ampliación del universo que se calcula en 100.000 nuevos beneficiarios” de la Asignación por Hijo, pero que el Presupuesto no contiene subas en el beneficio. Los aumentos suelen ser anunciados por la Presidenta, a pesar de no estar en la pauta original. Además, afirmó que el mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias, cuya suba reclama la CGT, “está sujeto a paritarias”.

Temas en esta nota