Sube Mercosur arancel común para frenar las importaciones

Será del 35% para los productos de extrazona. Dura negociación.

21deDiciembrede2011a las07:57

La cumbre de presidentes del Mercosur que se realizó ayer en Montevideo terminó aprobando un nuevo mecanismo transitorio para elevar derechos de importación a productos extrazona correspondientes a 100 posiciones arancelarias por país. Lo acordado es menos fuerte que las propuestas que según circularon, habían hecho la Argentina y Brasil, pero jugó la resistencia ejercida por Paraguay y Uruguay. En su discurso el presidente anfitrión José Mujica, afirmó que la organización decidió tomar «acciones puntuales con la cuestión arancelaria» y establecer así «mecanismos eventuales de defensa ante el avance de la crisis en el mundo».

El acuerdo alcanzado en el Mercosur implica la suba de derechos para la importación extrazona, por un plazo de dos años, hasta diciembre de 2014. Para las posiciones arancelarias que entren en el régimen, el arancel externo común (AEC) pasará del 14% al 35%, que es el máximo permitido por la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Según fuentes argentinas, la decisión «demuestra la capacidad del Mercosur de responder de manera coordinada a los desafíos de la nueva etapa de la crisis internacional». Se estima que será suficiente para evitar que ingrese a las naciones del bloque un exceso de mercaderías provenientes de los países asiáticos, debido a la caída de la demanda en Europa y en EE.UU.

El documento se terminó de cerrar a última hora de anoche, después de que Cristina de Kirchner asumió la presidencia del Mercosur por los próximos seis meses, en reemplazo del uruguayo Mujica. A éste le correspondió todavía ayer inaugurar la XLII Cumbre de Jefes de Estado, que estuvo marcada trágicamente por la muerte del subsecretario de Comercio, Iván Heyn, que participaba en las reuniones técnicas. Tras un encuentro previo a puertas cerradas de los presidentes que se prolongó por más de cuatro horas, Mujica dio inicio formal al encuentro en la sede del Mercosur en la capital uruguaya. En la sesión plenaria participaron los presidentes Cristina de Kirchner, Dilma Rousseff y Fernando Lugo, y como invitados, también los mandatarios de Ecuador, Rafael Correa, y de Venezuela, Hugo Chávez, en su primer viaje oficial desde que en junio reveló que tenía cáncer.

Durante el encuentro, los mandatarios del bloque no pudieron resolver el pedido impulsado por Uruguay para avanzar en la incorporación de Venezuela al bloque, por lo que decidieron crear un grupo de alto nivel para que siga analizando el caso (ver nota aparte). Uruguay había propuesto en las reuniones previas una fórmula para modificar el tratado de constitución del Mercosur, porque este documento exige que la incorporación de un nuevo país al bloque sea aprobada por los parlamentos de todos los miembros. Como el Congreso de Paraguay no aprueba el ingreso de Venezuela, éste está frenado desde 2006.

Anuncio llamativo

Pero al final Mujica anunció la creación del grupo de trabajo «que pueda definir las condiciones y procedimientos para la incorporación» de nuevos países al bloque de integración regional, y llamativamente nombró a Ecuador, pero no a Venezuela. El presidente anfitrión confirmó que Ecuador «pidió el ingreso», y se refirió genéricamente a «varios pedidos» sin nombrar a Venezuela. La posición de Uruguay fue resistida por el presidente Lugo, quien manifestó su deseo de que Venezuela se integre al Mercosur, pero pidió también respetar las instituciones de su país.

Los presidentes también firmaron un protocolo que servirá como «mecanismo de respuesta automático de defensa de la institucionalidad democrática» en el caso de que los Gobiernos electos de la región «sean sometidos a un golpe de Estado». La iniciativa fue celebrada por Correa, que en 2010 atravesó una situación crítica.

En su discurso, Cristina de Ki

Temas en esta nota