La ganadería inicia su freno estacional con menos precio

El valor disminuye, pero no en el consumo, mientras se aguarda una estabilización internacional de los mercados.

22deDiciembrede2011a las07:34

Al concluir el año, el mercado de invernada y cría va disminuyendo su actividad. Todo indicaría que durante el verano, el mercado repetirá el comportamiento que tuvo a igual período de 2010, cuando ingresó en una etapa de inactividad casi total, ya que los invernadores y engordadores se retiraron prácticamente del mercado a la espera de la nueva zafra y la consecuente disminución de las cotizaciones de las categorías de reposición, según el último Informe del Mercado de Hacienda de CREA.

La diferencia fundamental respecto del final de 2010, es que hoy los campos en casi todas las regiones criadoras e invernadoras del país cuentan con buena cantidad de reservas forrajeras, dadas las excelentes condiciones climáticas que rigieron durante gran parte de la primavera. El verano 2010 se inicio con menos reservas y si bien no se ingresó en un contexto climático crítico, las escasas precipitaciones registradas durante el período agregaron una cuota más de incertidumbre a la compleja situación que atravesaban los invernadores. A pesar de la incertidumbre acerca de las próximas medidas que tomará el Gobierno, las repercusiones a nivel nacional de la crisis internacional y la estabilidad con tendencia a la baja en los últimos días del precio del gordo; no se espera una baja relevante en el precio de las categorías con destino a invernada, dado que es necesario en algún momento aprovechar esa oferta forrajera.

En la última semana el precio de las categorías de invernada descendió un 5%, ubicándose entre 11,2 $/kg y 12,2 $/kg el valor de los terneros, y entre 10,5 $/kg y 11,5 $/kg el de las terneras. En la primera semana de diciembre el descenso respecto del precio alcanzado durante el mes de septiembre de 2011 es del 10% en pesos constantes. Cabe aclarar que durante dicho mes el precio del ternero en pesos constantes alcanzó el mayor valor de al menos los últimos 42 años.

CONSUMO
Luego del máximo alcanzado en noviembre del año pasado, el novillo comenzó a perder valor en términos constantes. Así, mientras el precio en octubre de 2011 se ubicó 7% por encima a valores corrientes, a valores reales se encontró 9% por debajo.

De acuerdo a la estacionalidad habitual de faena, luego de alcanzar el máximo nivel en octubre, la oferta de carne vacuna comenzó a disminuir, hasta alcanzar el mínimo en el mes de febrero próximo. Así, se esperaría que el mayor consumo debido a las fiestas de fin de año, sumado al comienzo de las vacaciones y a la menor oferta de carne, provoque un incremento estacional en su precio. A pesar de no contar con los datos de faena de noviembre esta situación parece no evidenciarse en los precios, al igual que ocurrió a fin de 2010.

Durante la primera quincena de diciembre el valor promedio de la hacienda en Liniers presentó un leve retroceso (-1,5%) respecto de la quincena anterior. Asimismo, los ingresos al Mercado de Liniers fueron 5,5% superiores a los de la quincena precedente, alcanzándose en la segunda semana de diciembre el máximo nivel de ingresos del año. En este sentido, el número de cabezas ingresadas la semana pasada fue 33.708, 45% superior al promedio semanal de 2011.

Mientras que en términos nominales el precio del novillo en octubre de 2011 registró un alza de 7%, a valores reales se ubicó 9% por debajo del máximo registrado el año pasado. Asimismo, al analizar la evolución del precio de la carne al consumidor se obtiene que el alza interanual a octubre de 2011 es de 25% en términos corrientes y de 2% a valores constantes. De esta manera, mientras que en términos reales el precio recibido por el productor mermó respecto del año pasado, el precio de la carne al consumidor registró un leve aumento.

La relación de precios entre el novillo y la carne pasó de

Temas en esta nota

    Cargando...