Festeja Marcó del Pont: compró un récord histórico de u$s 280 millones

El cepo cambiario sumado a la elevada demanda estacional de pesos le dan vía libre al Central para seguir comprando. Pese a la intervención, el dólar se mantuvo en $ 4,31.

Por
22deDiciembrede2011a las07:59

El Banco Central (BCRA) realizó ayer la mayor compra de la historia al alzarse en el mercado mayorista con nada menos que u$s 279 millones. El monto que se le llegó a acercar en magnitud fue el del 27 de mayo de este año, cuando la autoridad monetaria había adquirido unos u$s 274 millones. A pesar de semejante intervención, los precios no mostraron modificaciones. Para bancos y empresas quedó en $ 4,291 para la compra y $ 4,292 para la venta. En tanto, en la city porteña, el billete al público terminó en $4,27 para la compra y $ 4,31 para la venta.

Pero el festejo oficial tiene que ver además con que el abultado monto de ayer permitió que el acumulado del mes llegue a superar los u$s 1.500 millones, faltando aún cinco jornadas antes del cierre del mes. En esta línea, diciembre podría terminar con un saldo positivo de u$s 2.000 millones.

En las mesas señalan que la estacionalidad del mes, con una fuerte demanda de pesos tanto de particulares, por la cercanía de las vacaciones, como de empresas, ayudan al organismo a recomponer sus arcas en estos niveles. En diciembre las compañías deben afrontar varias obligaciones, como el pago de aguinaldos y desarman posiciones dolarizadas aumentando también la oferta de divisas.

Pero las compras del Central comenzaron en noviembre, cuando se impusieron una serie de controles cambiarios que allanaron el camino para que la entidad comience a recuperar algo de las reservas perdidas en el año (que fueron destinadas a financiar la dolarización de los argentinos y la deuda del Gobierno). Con la exigencia al público minorista de pasar por AFIP antes de comprar dólares se bloqueó la fuga de capitales que hasta las medidas promediaba los u$s 3.000 millones mensuales. Hoy se estima que la salida de fondos se ha reducido por debajo de la mitad (en noviembre se fueron sólo u$s 1.000 millones). Por otra parte, la normativa que obligó a empresas exportadoras como petroleras y mineras a liquidar el 100% de sus divisas generadas de su actividad y al sector asegurador a repatriar al totalidad de sus fondos del exterior, ayudó a aumentar la oferta de divisas: este flujo extra comenzó a materializarse hace dos semanas y aún restan millones por liquidarse.

Pero a su vez, también hay órdenes del Gobierno de imponer restricciones a los importadores, que son los que están del lado de la demanda en el mercado cambiario. Desde hace semanas el Central impide a las empresas el giro por atesoramiento y por remesa de utilidades e impone topes de u$s 500.000 en los pagos al exterior. Los bancos se encuentran obligados a informar al BCRA un detalle de todas las operaciones relacionadas con la compra de dólares para los próximos 10 días hábiles.

Con estas trabas, el balance cambiario ha mejorado pero no es genuinamente positivo. Los números de 2011 marcan una gran distancia respecto de los del año pasado: mientras que en el 2010 el saldo cambiario arrojó unos u$s 12.000 millones, este año sería cerca de
u$s 2.000 millones, aunque con una caída de las reservas de u$s 7.000 millones.


Por Dolores Ayerra.

Temas en esta nota