España lanza urgentes medidas para hacer frente a la crisis

El nuevo gobierno de ese país prometió implementarlas el próximo viernes 30 de diciembre.

Por
23deDiciembrede2011a las16:28

El nuevo Gobierno español aprobará el próximo viernes un paquete de "medidas urgentes" de contenido económico con la prioridad de asegurar el cumplimiento de los objetivos de consolidación fiscal, anunció la portavoz y vicepresidenta del Ejecutivo.

"Un decreto ley que es necesario para prorrogar aquellos aspectos de la ley de Presupuestos Generales del Estado para 2011 que se va a aplicar en los primeros meses de 2011 y que no se prorrogan automáticamente," remarcó Soraya Sáenz de Santamaría tras el primer Consejo de Ministros del nuevo Ejecutivo del Partido Popular.

En la reunión de ministros del 30 de diciembre, el gobierno español aprobará una prórroga temporal de los presupuestos públicos para los tres primeros meses del 2012, tiempo durante el cual elaborará un proyecto para las nuevas cuentas.

Además, Saénz de Santamaría anticipó que se aprobará un acuerdo sobre el techo de gasto en cuanto se conozcan las previsiones de la Comisión Europea, y se reformará y modificará el Programa de Estabilidad del Reino de España que debe presentarse en Bruselas.

No obstante, la prórroga de los presupuestos contendrá dos salvedades: se actualizarán las pensiones (que congeló en 2011 el anterior gobierno) en función de la evolución prevista del Indice de Precios al Consumidor y se congelará la oferta de empleo público excepto las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y servicios públicos esenciales.

Sáenz de Santamaría puntualizó que el gobierno también deliberará la próxima semana sobre si congela o revaloriza los salarios de empleados públicos durante los tres meses que estén en vigor los presupuestos actuales.

El contenido del próximo Consejo también incluirá un acuerdo de no disponibilidad presupuestaria que supondrá un ajuste fiscal para los primeros meses del año que estará vigente hasta que se apruebe el proyecto de Presupuestos del próximo año.

Los responsables del nuevo gobierno indicaron en numerosas ocasiones que evaluarán el estado de las cuentas públicas para determinar el ajuste que tendrá que realizar el Gobierno para cumplir en 2012 con el objetivo de reducir al 4,4 por ciento el déficit público.

La portavoz reiteró que el gobierno tiene previsto realizar el saneamiento del sector financiero en el primer semestre del año y que se ha impuesto el 7 de enero como plazo a sindicatos y empleadores para que busquen un acuerdo de cara a una nueva reforma laboral que se convertirá en ley en el primer trimestre del año.

Temas en esta nota