La siembra de 2012, en un mar de dudas

Por estas horas, la preocupación número uno de los productores viene por el lado de los quebrantos, que resultan de la caída del precio (pasó de los 180/190 dólares de abril pasado a 110 dólares), agravada por la intervención oficial en el mercado, que deprime aún más los valores.

Por
24deDiciembrede2011a las07:27

En en este contexto, los cálculos sobre las pérdidas económicas están a la orden del día. Así, según un estudio de la Sociedad Rural de Rojas, allí con un rinde promedio de 42 quintales, con planteos de alta tecnología, con el precio actual de 110 dólares el margen bruto es negativo en 126 dólares por hectárea. Esto sin descontar el pago de los impuestos. El año pasado, en cambio, con un rinde de 45 quintales y un precio de 170 dólares el margen bruto era positivo en 353,5 dólares por hectárea.

"Los márgenes para un cultivo de 40 quintales son negativos. Con 50 quintales saldrías hecho. Pero esto antes de gastos de estructura y hablando de campos propios", señaló Agustín Avellaneda, productor del sur de la provincia de Santa Fe.

En este contexto, Guillermo Aiello, de 3-El Semillas, estimó que, aún a un rinde de 55 quintales, y ya descontado los impuestos, la pérdida en un planteo de alta producción es de -280 dólares por hectárea.

Aiello también calculó que si se pagara el Fas teórico de los últimos días, equivalente a 162 dólares por tonelada [y no el precio actual de poco más de 110 dólares], esa pérdida se reduciría a -40 dólares por hectárea.

Según Aiello, "con la diferencia a favor de los exportadores" hay un 29% de retención adicional en el cultivo, que ya tiene una tasa del 23 por ciento.

Cambio de planes

De cara a la próxima campaña, ya hay grupos de productores evaluando alternativas. "Estamos evaluando rotaciones alternativas para el año que viene, tales como cebada, colza, arveja o garbanzo. Algunos empresarios podrían, incluso, pensar ir directamente a una soja de primera", expresó Sebastián Villena, asesor del CREA Pergamino.

"Si la siembra de trigo 2012/13 se tuviese que definir hoy, con los precios actuales prácticamente no se sembraría trigo, ni siquiera en campo propio. La mayor parte de las decisiones seguramente se orientarían hacia la cebada", expresó Jorge Ramírez, asesor del CREA Deferrari, en la zona Mar y Sierras.

Según Juan Pablo Ioele, asesor en el sudeste cordobés, en esa región la situación más complicada es para las empresas que arriendan, que están pensando en un cambio de planes para 2012.

"Estas empresas no van a hacer trigo el año que viene si es que la situación de comercialización no mejora", afirmó. "Los márgenes cayeron entre un 27 y un 40 por ciento respecto de lo presupuestado hace unos meses. Esto no es menor, ya que ese porcentaje llevó a que la mayoría de los márgenes del cultivo sean negativos, excepto en los lotes de rendimientos de muy buenos para arriba", añadió el técnico.

En un campaña complicada por los precios y las trabas a la comercialización, no fue fácil la negociación para cerrar el servicio de cosecha. "Hubo mucha discusión sobre las tarifas. En general, se acordó una situación intermedia, que contempla los costos del contratista y que trata de no subir demasiado en ese valor como porcentaje en el costo de la producción", comentó un asesor que atiende varios campos en el norte bonaerense. "Se trató de cuidar la relación", añadió.

Temas en esta nota