Buscan restringir el uso del agua potable a las petroleras en el Sur

Lo impulsaron en Comodoro Rivadavia y Caleta Olivia; YPF PAE podrían ser afectadas

24deDiciembrede2011a las08:27

Dos intendentes, uno de Chubut y otro de Santa Cruz, unirán fuerzas para restringir el uso de agua potable a las petroleras, según anticiparon ayer tras un encuentro que mantuvieron en esta ciudad.

El reclamo tiene como telón de fondo los reiterados cortes de este suministro para los usuarios de algunas de las principales ciudades de ambas provincias, consecuencia de las demoras en las obras complementarias en el acueducto que actualmente garantiza la provisión de agua a alrededor de 320.000 habitantes del sur del país.

Los kirchneristas Néstor Di Pierro, de Comodoro Rivadavia (Chubut), y José Córdoba, de Caleta Olivia (Santa Cruz), se propusieron "trabajar en conjunto" para reclamar las obras para el acueducto Lago Musters, que actualmente abastece a las localidades de Comodoro, Rada Tilly, Sarmiento y Caleta Olivia.

En medio de las restricciones y cortes programados del servicio para recuperar el nivel de las reservas, Di Pierro disparó: "Les vamos a restringir a la mitad el consumo de agua a las petroleras". Sin embargo, desde la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL), prestataria del servicio y que ayer también participó del encuentro, se plantearon algunas cifras de consumo que sembraron dudas sobre el impacto de la medida anunciada.

Marcos López, director del área de Saneamiento de la Cooperativa, sostuvo que el consumo de agua mensual de Pan American Energy, dueña de la explotación de Cerro Dragón, el principal yacimiento de esta provincia; no supera "los 30.000 o 40.000 metros cúbicos mensuales". Pero estimó que, según los datos oficiales, el acueducto en cuestión bombea unos 120.000 cúbicos día para garantizar el abastecimiento en cada uno de los hogares del sur de Chubut y norte santacruceño. "El consumo de esta petrolera es un porcentaje mínimo del general", dijo. López sostuvo que, teniendo en cuenta el consumo diario de agua, la demanda de PAE "es ínfima, del orden del 1 por ciento". Consultado sobre las dudas expuestas respecto del nivel de consumo de agua que tienen las operadoras petroleras, reiteró: "Los consumos del acueducto se miden con caudalímetros. Medimos el consumo de operadoras y de servidumbre. Como mecanismo para corroborar si los datos son fehacientes se pueden controlar los caudalímetros y eso despeja cualquier duda".

No obstante, Di Pierro apuntó también a YPF y dejó tras la reunión de ayer otra puerta abierta a la polémica. "Sabemos que se usa agua potable para la recuperación secundaria", sostuvo, en referencia al proceso mediante el cual se "barre" el remanente de petróleo en los yacimientos. Y agregó: "No les echamos solamente la culpa a las operadoras. Tenemos la Guilford [industria textil] que tiene un consumo de 60.000 metros cúbicos por mes, y paga menos de agua que una casa del barrio Máximo Abásolo, del sector de más necesidades de nuestra ciudad".

Tras el encuentro, sostuvo: "Estamos hablando de rever todo, de hacer un programa integral", para medir el consumo de agua en medio de la crisis de desabastecimiento.

El problema se potenció en el verano: ante la llegada del calor y el consecuente incremento en el consumo de agua, la SCPL inició un programa de acción cortando el suministro entre una y dos veces por semana en las localidades a las que abastece el acueducto del Lago Musters, ubicado en Sarmiento, 160 kilómetros al oeste de Comodoro.

Esto movilizó a las autoridades municipales y provocó que el propio intendente de Sarmiento, Sebastián Balochi, presentara un recurso de amparo contra la Cooperativa a raíz de un corte "del que nos avisaron apenas dos horas antes", explicó.

El juez de esa localidad, Gustavo Antoun, no sólo dio lugar al amparo, sino que impuso una multa a la prestataria del servicio de 100.000 pesos por cada hora de demora en

Temas en esta nota

    Cargando...