Demoran la quita de subsidios a la clase media para moderar impacto en economía

Usuarios de Libertador hacia el norte, una parte de Belgrano, Nuñez y Tigre, no recibirán de inmediato a partir del 1º de enero las planillas para retener la subvención.

Por
27deDiciembrede2011a las11:35

Cuando falta menos de una semana para la entrada en vigencia de la quita de subsidios a la luz, el gas y el agua a los consumidores residenciales de las zonas señaladas por el Gobierno como de mayores recursos, funcionarios del Ministerio de Planificación buscan aplicar la “sintonía fina” para mitigar el impacto económico de la ampliación de la medida a otras regiones de Capital y Buenos Aires.

Para eso, el Gobierno postergará el envío de la planillas que tenía previsto mandar a los barrios acomodados donde no regirá la baja directa. Esto incluye la zonas de Libertador hacia el norte, una parte de Belgrano, Nuñez y Tigre, en la provincia, donde la mayoría de los usuarios no recibirá de inmediato a partir del 1º de enero las planillas en las que deben manifestar su intención de continuar recibiendo el subsidio. Así, se demorará la quita de los aportes del Estado a sus facturas, debido a que se analizará pormenorizadamente a qué domicilios enviarlas.

El encargado de la relación con usuarios de la cartera que conduce Julio De Vido, Marcelo Montero, convocó a representantes de asociaciones de consumidores en vísperas de la Navidad para avanzar en una suerte de monitoreo de la aplicación del recorte de subsidios.

Entre los invitados estuvieron Defensa de Usuarios y Consumidores (Deuco), la Asociación por la Defensa de Usuarios y Consumidores (Aduc), Consumidores Argentinos y Consumidores Libres. Otras asociaciones y ONG pasaron semanas atrás por esa oficina.
“Tras la reunión, quedó claro que a quita de subsidios no va a perjudicar a los sectores sociales de clase media y media-baja”, expresó el fundador y asesor legal de Consumidores Libres, Héctor Polino.

Si bien el Gobierno había comunicado que a partir del 1º de enero enviaría las planillas –que tendrán carácter de declaración jurada– para solicitar el mantenimiento del subsidio, tomará más tiempo analizar casos particulares y, por lo tanto, no habrá un envío masivo de formularios.
Desde el momento en que reciban las planillas, los usuarios tendrán un mes para responderlas. De lo contrario, perderán el subsidio. Según números privados, cerca de un 85% de los usuarios perderán ese beneficio más tarde o más temprano durante 2012.

Quita directa
A pesar de las demoras en algunos casos, desde el 1´ de enero comenzará la quita directa de subsidios a los barrios y zonas anunciadas por el Gobierno. Entre ellos se encuentran Barrio Parque, Puerto Madero, el Corredor Libertador –desde monumento de Españoles hasta Barrancas de Belgrano–, la zona de Retiro en la Plaza San Martín, Alto Recoleta, Barrio Catalinas y La Horqueta, en San Isidro, además de los edificios tipo torre que cuenten con “amenities” y los countries.

El Gobierno está trabajando con las asociaciones de consumidores para que asistan a los usuarios con el llenado de las planillas. Se busca que estas permitan, por ejemplo, que un usuario se dé de baja en el beneficio al agua pero mantenga el subsidio a la electricidad, si puede justificar la necesidad. El próximo encuentro entre las entidades y Planificación está agendado para esta semana.

Hasta el momento, poco más de 19.500 usuarios renunciaron voluntariamente a los subsidios, un número muy bajo comparado con los más de 12 millones de hogares registrados en el país por el Indec en el censo 2010.
La quita de subsidios aplicada a industrias, actividades comerciales y la futura restricción a usuarios generará un ahorro cercano a los $ 4.847 millones para el fisco.

Por Julieta Camandone.

Temas en esta nota