Pese a la crisis internacional, el ingreso de divisas agrícolas creció un tercio

Según IES, la exportación de granos y subproductos creció 31,2% en montos mientras en volumen la suba fue de tan solo 1,2%. La baja de precios comenzó en agosto.

Por
28deDiciembrede2011a las07:36

La baja de los precios internacionales de los commodities agrícolas, que recortó 25% la cotización de la soja en Chicago desde fines de agosto a esta parte no impidió que 2011 cierre con un fuerte crecimiento en el ingreso de divisas por exportaciones de granos y derivados.

Según revela un informe de la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales (IES) entre enero y noviembre de 2011 las ventas externas de cultivos argentinos y sus derivados –aceite y harina– reportaron ingresos al país por u$s 29.429,6 millones, lo que implica un incremento de 31,2% respecto a igual período de 2010. En el mismo lapso, “los volúmenes exportados tuvieron una leve alza en este período del 1,2%, al totalizar 68,7 millones de toneladas”, explica el trabajo.

Una cosecha que la consultora estima en 102,8 millones de toneladas finales –con un aumento de 8,9%– ayudó a la economía de los productores y del país, por la vía de los derechos de exportación que, para el caso de la soja alcanzan el 35%.
Pero también ayudó un año en el que los precios tuvieron un buen nivel hasta que empezaron a caer acompañando los vaivenes del mercado financiero internacional.

Según el informe, con este nivel de ventas el sector agroindustrial consiguió la mayor participación dentro de las exportaciones del país, con 38,8% de ‘share’. Esto implica un incremento respecto se su presencia en el acumulado de los once meses de 2010, que fue del 35,8%. A pesar de que el mercado agrícola sostiene buenos niveles de demanda y volúmenes proyectados de oferta que prometen un nivel de precios aceptable, analistas del sector son cautos a la hora de anticipar hasta dónde llegará el impacto de la crisis internacional en los commodities agropecuarios. En este sentido, “los precios internacionales de los principales granos registraron un importante retroceso en el trimestre comprendido entre septiembre y noviembre con respecto al trimestre previo”, explica IES.

Otro factor de incertidumbre, esta vez local, tiene que ver con el clima en la Argentina. La posibilidad de una sequía que impacte en la producción de la campaña 2011/12 tampoco tiene hoy una estimación certera (ver aparte).
Aún así, “de acuerdo al estado actual de los cultivos y de los avances en la siembra y la cosecha registrados al momento”, IES calcula que la cosecha totalizará las 106,5 millones de toneladas, “asumiendo que persistirán las favorables condiciones climáticas”.

Por Julieta Camandone.

Temas en esta nota