Cristina lanza hoy ampliación de asistencia a provincias por deudas

Un pelotón de gobernadores desembarcará hoy en la Ciudad de Buenos Aires para mantener un encuentro con Cristina de Kirchner, tras el cual la Presidente anunciará la ampliación del Programa de Desendeudamiento lanzado por la Casa Rosada en mayo de 2010 para refinanciar la abultada deuda de las provincias.

28deDiciembrede2011a las07:41

Tras asumir -o reasumir- días atrás el mandato 2011-2015, los caciques provinciales esperaban con ansiedad una nueva asistencia oficial para enfrentar los gruesos vencimientos 2012, ya que el próximo sábado expirará la tregua de un año y medio en el pago de servicios otorgada por el Gobierno nacional, el principal acreedor del interior.

Esa concesión fue parte del Programa Federal de Desendeudamiento de las Provincias Argentinas, oficializado el año pasado por la jefa de Estado y por el por entonces ministro de Economía, y hoy vicepresidente, Amado Boudou.

La preocupación por este escenario no es menor, y de hecho condiciona a los Ejecutivos a la hora de diseñar los gastos de la gestión que se inicia: según la consultora Economía & Regiones, para el año entrante se esperan vencimientos de deuda de las provincias que «llegarían a $ 22.800 millones, llevando las necesidades de financiamiento a $ 29.000 millones anuales».

La cita será hoy a las 11.30 y se mantendrá, pese a que anoche la Casa Rosada anunció que la Presidente deberá ser operada por un carcinoma papilar en la glándula tiroides.

Entre los 18 convocados que ayer confirmaron su asistencia se encuentran los justicialistas Daniel Scioli (Buenos Aires), Jorge Capitanich (Chaco), Sergio Urribarri (Entre Ríos), José Luis Gioja (San Juan), José Manuel de la Sota (Córdoba), Martín Buzzi (Chubut), Francisco Pérez (Mendoza), Eduardo Fellner (Jujuy) y José Alperovich (Tucumán), además del radical Ricardo Colombi (Corrientes).

Todas esas provincias forman parte del lote de 17 distritos incluidos en 2010 en el programa federal.

En cambio, no fueron citados para hoy otros mandatarios no contemplados en ese grupo, como el socialista Antonio Bonfatti (Santa Fe) y el peronista crítico Claudio Poggi (San Luis). Tampoco fueron beneficiadas por aquel plan San Luis, La Pampa, Santa Cruz y Santiago del Estero, por no tener deudas con Nación (lo cual generó algunas denuncias sobre una supuesta discriminación).

Balcarce 50 se manejó ayer con estricto hermetismo. «Fue igual en 2010; quieren reservar el anuncio para Cristina», evaluó ayer un activo ministro de Hacienda del interior. No obstante, algunos mandatarios exteriorizaron su expectativa positiva aunque sin brindar mayores precisiones.

«Mañana al mediodía (por hoy) tengo una reunión con la presidente de la Nación y otros gobernadores; creo que es una muy buena noticia para Tucumán», se esperanzó Alperovich.

«Mañana (por hoy) a las 11.30 los gobernadores nos reunimos con la Presidente en Casa Rosada. Buenas expectativas», aseguró Urribarri a través de su cuenta en Twitter, tras un desembarco institucional en Londres.

La ansiedad de los gobernadores se da en el marco de las urgencias de caja que augura el año que se inicia, tras un electoral 2011 signado por la sobreexpansión del gasto público en relación con la pauta de crecimiento de los recursos, que derivará en un cierre de año fiscal que mostraría un déficit de $ 11.500 millones, triplicando el observado un año atrás.

Ese riesgoso escenario encuentra además a los mandatarios con dificultades para acceder a recursos en los mercados internacionales, en el marco de la crisis financiera mundial.

En mayo de 2010 y por cadena nacional, la jefa de Estado presentó el Programa de Desendeudamiento, para reprogramar deudas de 17 provincias por $ 75 mil millones, con vencimientos a 20 años y a una tasa fija del 6% anual, sin ajuste del CER.

Ese plan -financiado con Aportes del Tesoro Nacional- i

Temas en esta nota