Liberarán las exportaciones de trigo

Ayer se suspendió el anuncio oficial, pero trascendió que dejarán vender, sin cupos, entre 7 y 8 millones de toneladas del cereal. El lanzamiento oficial se realizará el jueves de la próxima semana.

29deDiciembrede2011a las07:31

Sorpresivamente, y dejando a la espera a una veintena de empresarios y dirigentes que durante más de una hora esperaron el anuncio en un despacho del Ministerio de Agricultura, el Gobierno suspendió ayer la presentación del nuevo esquema para flexibilizar la comercialización del trigo. Su lanzamiento se realizará, en cambio, el jueves de la próxima semana.

La decisión de posponer el anuncio la tomó en Olivos la presidenta Cristina Kirchner, mientras se encontraba reunida con el ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, y el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. "Anúncienlo la semana que viene", les dijo.

Según pudo reconstruir LA NACION, Cristina Kirchner no hizo objeciones de fondo y sólo reclamó algunas correcciones técnicas menores. El motivo del pedido de postergación de este anuncio fue, según trascendió, que la Presidenta quiere mostrar que su gestión va a seguir funcionando al margen de que el próximo miércoles se someterá a una operación de cáncer de tiroides.

"Esto tiene que ver con un pedido de ella para mostrar que hay una continuidad institucional. Agricultura y Comercio están de acuerdo con este sistema", graficaron varias fuentes.

Consultado por LA NACION, Oscar Solís, subsecretario de Agricultura, se limitó a contestar: "Esta demora no significa cambios. El nuevo esquema de comercialización se va a hacer la próxima semana". Se firmará un convenio entre Agricultura, Comercio Interior, los exportadores y los molinos.

El nuevo esquema

De acuerdo con lo que trascendió en los últimos días por diversas fuentes privadas, el nuevo sistema contempla eliminar los cupos que, de manera discontinua, venía abriendo para le exportación el Gobierno y que llevaba a fuertes descuentos en los precios al productor. Por el contrario, la apertura se hará de una sola vez, previa reserva de mercadería para cubrir el mercado interno.

Así, en el caso de trigo se contempla destinar 7 millones de toneladas para el mercado local y el saldo restante será de libre competencia de una sola vez. Se estima que, en función de la cosecha, se podrían dejar para exportación entre 7 y 8 millones de toneladas, o más, según la cosecha. A precios actuales son más de US$ 1500 millones en divisas.

Vale destacar que en el marco de ese cupo se considerarán los 3 millones de toneladas de la actual cosecha que el Gobierno abrió en junio pasado. Esa mercadería está comprada pero no embarcada. En este sentido, quedarían 4 millones de toneladas para competir, salvo que la cosecha sea mayor.

Inicialmente este esquema toma una propuesta de la cooperativa Agricultores Federados Argentinos (AFA) para dividir en un 40% la producción para el mercado interno y otro 60% para exportación. Ahora para esta campaña esos porcentajes quedarían más cerca de un 50 y 50%, respectivamente.

Sin cupos

Sin cupos, los exportadores ya no se podrán repartir el tonelaje a vender en función de un criterio interno que tenían sobre la performance exportadora. Todos deberán competir al mejor precio.

De hecho, al momento de solicitar los Registros de Operaciones de Exportación (ROE), que seguirán vigentes, deberán tener la mercadería comprada en físico o por contratos en los mercados a término.

Hasta el momento es optativo el registro de las operaciones en las bolsas de cereales. No obstante, con el nuevo esquema el registro será obligatorio. Esto se hará para constatar la compra de la mercadería y ver el precio.

Quien registre para exportación tendrá 30 días de plazo para tener la mercadería comprada. Para muchos especialistas, este sistema privilegia a cooperativas de productores y acopios que ya tienen

Temas en esta nota