Cristina y el mercado: hubo efecto diluido en una plaza sin volumen

La noticia sobre el tumor cancerígeno de la Presidenta prometía ser uno de los drivers más delicados que pesaría sobre las acciones y los bonos locales, pero no modificó el comportamiento de los inversores. Tenaris y Petrobras explicaron gran parte de la baja del Merval. Los bonos se mostraron sin rumbo definido y cayó levemente el riesgo país

29deDiciembrede2011a las07:57

El 2011 se irá dejando una triste conclusión para el mercado de capitales local: su volumen de negocios aparece a esta altura tan despreciable –mucho más, claramente, en estas fechas– que son cada vez menos los operadores o analistas que se animan a dar una explicación sobre los comportamientos de sus activos. Ayer alcanzó con un ejemplo: la noticia sobre el tumor cancerígeno que le fue encontrado a la Presidenta había prometido ser uno de los drivers más delicados que pesaría sobre las acciones y los bonos locales. Pero la apatía de los inversores lo dejó totalmente diluido en una jornada en la que los agentes prefirieron mirar hacia Europa y Estados Unidos.

“Veníamos de varias jornadas con los mercados un poco mejor y hoy (por ayer) se percibieron correcciones. El día fue malo para las acciones, pero se las vio más correlacionadas con el pesimismo externo”, consideró la analista de Portfolio Personal, Paula Premrou. Prueba de esto fue que los mayores lastres para el Merval fueron Tenaris y Petrobras, dos papeles que explican casi el 30% de la evolución del indicador, pero que están fuertemente influidos por el precio internacional del petróleo. Ayer, el barril de crudo WTI cayó hasta los u$s 101 y la petrolera brasileña se derrumbó 3,2% (la siderúrgica: 1,5%).

El efecto vino de afuera, por las fuertes correcciones que sintieron las plazas del mundo tras una racha de seis ruedas positivas. “La noticia de Cristina hasta ahora ha sido vista con relativa tranquilidad. Va a ser un tema que durante enero va a haber que ir monitoreando”, continuó Premrou.

En este contexto, el único movimiento que fue atribuido a la noticia presidencial fue el que mostraron las acciones del Grupo Clarín en el panel general.
Entre los bonos, los resultados fueron mixtos: el Pro13 subió 0,5% el Par en pesos cayó 4,3%, el Boden 2015 avanzó 0,6% y el Bogar 2018 retrocedió un 0,2%. El riesgo país, que mide el JP Morgan, cayó a 909 puntos básicos. “Estos días son particulares. No hay volumen, no hay negocios. Al no haber mercado es muy difícil de estimar todo”, se justificó el operador de una de las grandes sociedades de Bolsa del país.

Para algunos, la apatía local respondió al tipo de cáncer informado: “Siempre, especulativamente, cualquier noticia tienen un cierto rum rum, un movimiento. Pero de acuerdo a lo poco que uno sabe sobre el tema, el tumor encontrado a la Presidenta es un tema menor. No se trata de un cáncer de páncreas o de hígado, por el que uno podría preocuparse seriamente”, explicó Juan Diedrichs, de Capital Markets.

En el mercado suponen que los activos argentinos podrían empezar a reaccionar sólo en caso de se complique aún más la salud de Cristina. “Más allá de que siempre hay equipos de trabajo y de que uno cree que las cosas van a seguir encaminadas, en un 2012 que viene complicado seguramente podamos vivir un reacomodamiento importante en todo sentido”, comentó a este diario Carlos Risso, de Zonabancos.com.

El tumor que le fue encontrado a Cristina es el cuarto que sufre un líder latinoamericano en estos años: Lula da Silva, Fernando Lugo y Hugo Chávez.
Para Leonardo Chialva, de la consultora Delfos Investment, el hecho de que existan estas experiencias permite a los mercados tomar la noticia con calma: “El mercado tuvo en estos otros casos algo de volatilidad, pero al poco tiempo todo volvió a su lugar”, dijo. No habría por qué esperar otra cosa hoy.

Por Ignacio Oli

Temas en esta nota