Por el clima seco se recuperan algunas pérdidas - Lorena D'Angelo (*)

La falta de agua en las principales regiones productoras de maíz y soja generó el ingreso de muchos compradores al mercado.

Por
30deDiciembrede2011a las07:35

Terminó 2011 con saldo mayormente negativo para los precios agrícolas, la excepción fue el maíz en el mercado de Chicago que comparado con fines de 2010 mostró una mejora de tres por ciento.

Los demás productos finalizaron con pérdidas en el balance anual, pero mejores perspectivas en las últimas semanas a partir del impacto que el clima puede tener en los cultivos de Sudamérica.

El contexto seco en las principales regiones productoras de maíz y soja generó el ingreso de compradores al mercado para coberturas de posiciones y ante el temor de una caída en la oferta para 2012.

El producto más afectado es el maíz, en época crítica de floración en Argentina que, de continuar la sequía, sería el de mayor recorte productivo.

La menor oferta en el segundo exportador mundial y recortes en el tercero (Brasil), orientaría a la demanda que habitualmente se abastece de estos orígenes hacia Estados Unidos.

Desde el norte, los últimos datos disponibles del maíz no mostraron cambios en la oferta y un nuevo recorte en la demanda, pero ante un contexto preocupante en los demás abastecedores podría generar el despertar de la demanda estadounidense que ajustaría aún más las existencias.

Un factor a seguir es la relación entre los precios del cereal estadounidense con la soja frente a las siembras de la próxima campaña.

Pronósticos de recortes. En las últimas semanas la soja subió casi nueve por ciento desde los mínimos del año registrados a mediados de diciembre. El clima en Sudamérica se convirtió como bloque en el principal productor y exportador de la oleaginosa.

El clima está afectando el desarrollo de los cultivos tempranos y retrasando las siembras de segunda por la falta de humedad. Comenzaron a circular estimaciones que recortan las proyecciones de cosecha para todos los países de Sudamérica.

La caída en la producción de maíz tiene mayor impacto porque en soja todavía hay tiempo para esperar una mejora en las condiciones climáticas. Los pronósticos de corto plazo, hasta ocho días, no muestran precipitaciones en la región núcleo productora de Argentina, en la región productora de soja en Paraguay y en el sur de Brasil, con humedad acumulada un 75 por ciento debajo de lo normal para esta época del año en la región mencionada.

En pronósticos un poco más alejados, las lluvias oscilan entre 20 a 40 milímetros que no ayudaría a recuperar el contexto en el cual se están desarrollando los cultivos.

De esta forma los precios están construyendo una prima climática que les permite recuperar parte de las pérdidas registradas anteriormente así como enfocándose a elementos fundamentales propios con una menor atención sobre los demás mercados.

Los últimos movimientos de precios reflejaron más el contexto financiero europeo y su impacto en la economía global que el accionar de genuinos participantes que utilizan las herramientas de futuros para coberturas.

Para 2012, las proyecciones se alejan de los niveles de 2008 y se podría recuperar las perdidas del año que termina, el clima será un factor importante así como la evolución de la economía que influye en la demanda.

(*) Analista de mercado de Fyo.com

La Voz del Interior

Temas en esta nota