La sequía obliga al picado del maíz

Muchos lotes tempranos que inicialmente estaban destinados a grano irán a reservas. El maní aún resiste.

30deDiciembrede2011a las07:40

Luego de los episodios de lluvia ocurridos durante la segunda mitad de la semana anterior y el marcado descenso de temperatura posterior, las condiciones del tiempo en la región pampeana se fueron estabilizando paulatinamente. Presentándose el fin de semana pasado con niveles térmicos inferiores a los típicos de la época. Es que el viento frío del cuadrante sur, sudoeste neutralizó el efecto de la baja nubosidad y la alta heliofanía. Con el inicio de la actual fue rotando la entrada del viento, para comenzar a ingresar del cuadrante nordeste, lo que promovió el lento pero sostenido ascenso de la temperatura, hasta alcanzar las máximas valores superiores a los 30 °C.

Este proceso, sumado a la ausencia de buenas lluvias, fue configurando un escenario edafoambiental con tendencia detrimental creciente para las producciones agropecuarias generales vigentes en el área. Al respecto y a la fecha, la situación se torna sumamente crítica para la mayor parte de la región, cuyos suelos se encuentran con niveles deficitario en cuanto a reservas hídricas o directamente sin ellas para sostener las producciones de verano en marcha. El rubro más comprometido, hasta el momento, es el maíz de siembra temprana que ya ha definido su futuro rendimiento atravesando serias restricciones y habiendo alcanzado escasa expansión vegetativa. La sojas y el sorgo no progresan, pero se pueden reponer si mejora la oferta hídrica, el maní es que mejor resiste la adversidad y las alfalfas y especias megatérmicas rebrotan con poca fuerza.

En la provincia

Traslasierra. Hubo amenazas de tormentas localizadas, pero no llegaron a concretarse en lluvias. Por lo tanto, se siguió acelerando la pérdida de las pocas reservas de humedad de suelo, entrando las producciones hechas en secano a transitar situaciones de estrés. Al cierre de este informe se estaban produciendo lluvias ligeras en la zona.

Cruz del Eje. Tampoco hubo cambios positivos, dado que no llegaron las tan deseadas lluvias y la alta temperatura típica de la época siguieron consumiendo lo poco de humedad que tienen los suelos. En tal contexto, siguen las restricciones en el suministro del caudal de agua para riego, necesario para potenciar las producciones intensivas que son la base de la economía zonal.

Norte. Al no haber nuevas lluvias también se va perdiendo el beneficio logrado con los aportes pluviométricos de noviembre. Ahora, el desecamiento de los suelos es notable; los campos de pastoreo van perdiendo aceleradamente sustrato herbáceo, se van secando las gramíneas, los lotes sembrados con granos de verano van mostrando afectaciones de grado diverso, siendo el maíz el más complicado.

Las siembras de la superficie destina a grano grueso está todavía incompleta, ya que muchas de ellas no se pudieron completar por la inadecuada situación que presenta la cama de siembra.

Este. Con el paso de los días y la ausencia de lluvias se agudizan las dificultades que afrontan las producciones instaladas en el área del departamento San Justo. Los productores que tienen animales y notan que hay lotes de maíz muy sufridos y que ya no albergan expectativas de lograr un mínimo rendimiento razonable, ahora lo están picando para aprovecharlo, antes que se seque y poderlo ensilar. A las sojas hechas sobre rastrojo de trigo les cuesta germinar y también progresar; las siembras de primera ya están en floración, pero también están complicadas. Las alfalfas van ralentizando la respuesta al pastoreo y a los cortes para hacer reservas. Terminada la recolección del trigo, en Freyre, se considera que los rendimientos conseguidos se podrían enmarcar entre 20 a 25 quintales.

Zona centro. Al cierre de este informe tampoco se habían registrado lluvias en Río Segundo y los departam

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota