Alerta en Santa Fe por el rojo en el presupuesto

El Estado provincial, con un déficit inédito

31deDiciembrede2011a las09:15

En esta provincia, por ahora, hay tranquilidad en la administración pública. Pero sobran las advertencias. El presupuesto de 2012, sancionado hace apenas unas semanas por la Legislatura, ya perdió su equilibrio entre gastos y recursos. Es que hubo un requerimiento del Ejecutivo que diputados y senadores entendieron conveniente autorizar: la ampliación de ese presupuesto para poder completar sin sobresaltos los pagos salariales de fin de año (sueldos de diciembre y medio aguinaldo). Todo ello se transformó en un rojo de las cuentas oficiales de 1405 millones de pesos.

Después de muchos años, especialmente las dos últimas administraciones justicialistas, a cargo de Carlos Reutemann y Jorge Obeid (el PJ gobernó la provincia durante 24 años, entre 1983 y 2007, cuando fue desplazado por el socialismo), el equilibrio de las cuentas fiscales presenta hoy un déficit inédito, una deuda flotante que puede terminar por dañar pagos a proveedores, causar atrasos en la obra pública o complicar la situación de alguna de las empresas estatales que prestan servicios públicos (auxiliadas con fondos del Tesoro).

El socialista Antonio Bonfatti sucedió en el poder al también socialista Binner como parte de una alianza con la Unión Cívica Radical. Ese acuerdo no tuvo un correlato a nivel nacional en las elecciones presidenciales de octubre, cuando Binner y Ricardo Alfonsín compitieron para captar el mismo electorado.

Poco sirve que el oficialismo explique que el presupuesto de 2011 fue aprobado sin que se incluyera la política de actualización salarial del año que termina. Recordó que en febrero hubo una negociación paritaria que incrementó los haberes y que la consecuencia fue que se necesitarán 3600 millones extra. Ante tal circunstancia, la mayor parte (el 61%) de los gastos corrientes no previstos se cubrieron con más recaudación, pero que se requiere trasladar esa cuenta al presupuesto de 2012. En otras palabras, el próximo ejercicio, antes de comenzar su ejecución, ya tiene un déficit, algo impensado en el momento de su aprobación legislativa.

Pero también es cierto que Santa Fe tiene niveles de endeudamiento y un déficit muy bajos en comparación con otras provincias. Y que la Nación, contra lo que ocurre con otros estados provinciales, no remite el financiamiento del déficit de la Caja de Jubilaciones, lo que le resta a las arcas santafecinas 674 millones de pesos, algo de lo que el PJ "prefiere no hablar", según voceros del gobierno.

La realidad de las arcas santafecinas no es ocultada por nadie, pero sí resaltada por la oposición peronista: los gastos corrientes crecieron este año el 44% y los recursos sólo el 34 por ciento.

Los problemas comenzaron a aparecer para la administración socialista de Bonfatti. El jueves pasado, la diputada provincial kirchnerista María Eugenia Bielsa -la peronista más votada en las elecciones del 24 de julio- reclamó una deuda de 50 millones de pesos que el gobierno provincial mantiene con comunas y municipios.

"Muchos de los intendentes no pueden seguir con las obras empezadas. Algunas de las ciudades afectadas son Rafaela, Cañada de Gómez, Castelar y Casilda", dijo la legisladora, para luego recomendarle a Bonfatti "achicar el gasto" en lugar de seguir aumentando la deuda que se aprobó de 1400 millones de pesos para pagar sueldos y aguinaldos. "Conceptualmente no tengo un rechazo porque el Estado se endeude para hacer obras. Pero en este caso la provincia siempre está endeudada en función del gasto corriente", remarcó.

Cierran otra causa contra los Kirchner

El juez federal Julián Ercolini cerró la causa que investigaba a la presidenta Cristina Kirchner y al empresario Juan Carlos Relats por un presunto acuerdo espúreo detrás del alquiler del hotel boutique Los Sauces, que la Presidenta y su hijo tienen en El Calafa

Temas en esta nota