Asumió Horacio Cartes y se mostró cercano a la Argentina y Brasil

El flamante presidente de Paraguay destacó la relación con ambos países y pidió "no agravar diferencias coyunturales"; proclamó la "guerra contra la pobreza"

Por
El millonario Horacio Cartes asumió hoy como nuevo presidente de Paraguay. Foto: AFP

El millonario Horacio Cartes asumió hoy como nuevo presidente de Paraguay. Foto: AFP

15deAgostode2013a las15:27

El millonario empresario Horacio Cartes se convirtió hoy en elnuevo presidente de Paraguay, en la vuelta al poder del partido Colorado cinco años después de la derrota del histórico espacio contra Fernando Lugo, que marcó el fin de una era en la política paraguaya.

En el acto de asunción, Cartes proclamó una "guerra contra la pobreza" en un país donde el 39% de sus siete millones de habitantes vive en esas condiciones. Ofreció palabras conciliadoras hacia la presidenta argentina, Cristina Kirchner, y su par brasileña, Dilma Rousseff, pero no se refirió al bloque del Mercosur, donde recientemente se levantó una sanción a Paraguay por la destitución de Lugo en junio del año pasado.

"Nuestra obsesión será ganar cada una de las batallas que declaramos hoy a la pobreza en el Paraguay", dijo el jefe de Estado, de 57 años, un rico empresario que fue elegido el 21 de abril. "Si dentro de cinco años, al concluir el mandato, no hemos reducido sustancialmente la pobreza, serán estériles todas las obras. Por eso reitero que nuestra obsesión es ganar cada batalla en la guerra que hoy declaramos a la pobreza", dijo en su discurso de asunción.

Denunció que "es impresionante la cantidad de dinero público que se ha utilizado supuestamente en la lucha contra la pobreza y a favor de pueblos originarios, sin resultados". Por eso afirmó que no llegó al gobierno para "prolongar fracasos ni defraudar expectativas". Advirtió que "quien desee adueñarse de la cosa pública no contará con la complacencia del jefe de Estado".

ARGENTINA Y BRASIL

Cartes destacó la presencia de las presidentas Cristina Kirchner y Dilma Rousseff, a quienes calificó como "dos distinguidas damas" y les agradeció "las recientes iniciativas que han tomado para construir relaciones prósperas y positivas" en beneficio de los pueblos.

Paraguay estuvo suspendido del Mercosur desde junio del 2012 en respuesta a la forma en que fue destituido el entonces presidente constitucional Fernando Lugo, pero en julio se levantó esa medida. El nuevo mandatario asumió el poder unos cuarenta minutos después de que se despidiera Federico Franco que había reemplazado al ex obispo católico.

No obstante, persisten las dudas sobre el regreso de Paraguay al bloque regional dado que en el país hay resistencia a la presencia de Venezuela como miembro pleno, ya que ingresó gracias a que Paraguay estaba suspendido. Hasta entonces Asunción había bloqueado su entrada al grupo y Nicolás Maduro, sucesor del fallecido Hugo Chávez, no fue invitado hoy a la jura del mandato del nuevo presidente.

"Nos anima la fuerte predisposición de mantener cordiales relaciones bilaterales antes que agravar diferencias coyunturales", dijo el mandatario. "Así como queremos la cercanía solidaria entre los paraguayos, también queremos las más fructíferas relaciones con los países vecinos y con todos los Estados con los que mantenemos relaciones", agregó y abogó más adelante por la participación de su gobierno "en los organismos regionales para fortalecer la democracia, fomentar la integración y proteger los derechos humanos".

En su discurso de hoy, de 27 minutos, el nuevo presidente de Paraguay también hizo referencia a la presencia de los presidentes de Chile, Sebastián Piñera; de Perú, Ollanta Humala; de Uruguay, José Mujica; y Taiwán, Ma Ying-jeou, países con los cuales se mostró decidido a incrementar las relaciones.

Agencia DPA y AFP

 

Temas en esta nota