Empresas argentinas que venden en el cinturón maicero

Durante el Farm Progress Show realizado en EEUU participaron compañías locales que mostraron todo lo que hacen en nuestro país.

Por
Empresas argentinas que venden en el cinturón maicero
31deAgostode2013a las05:07

El Farm Progress Show, la exposición agrícola más importante de los Estados Unidos, contó con la participación de empresas argentinas. Llegaron para mostrar lo que ya hacen en este mercado, posicionar productos, buscar nuevos negocios y afianzar el trabajo en red con otros actores.

Presente en este país desde 2001, Rizobacter participó con un stand por segunda vez de la exposición. Hoy la compañía tiene el 12% del mercado norteamericano de inoculantes, pero espera seguir creciendo. Compite contra gigantes como Novozymes y Becker Underwood (Basf) y otras firmas más chicas.

A diferencia de lo que ocurre en la Argentina, donde el porcentaje de inoculación de la soja es alto y está en el 90%, en los Estados Unidos es menor: 45%. Sucede porque todas las fichas del farmer van al maíz.

Sin embargo, por el exceso de la fertilización nitrogenada en maíz va apareciendo contaminación con nitratos y nitritos mientras la sociedad reclama cuidar el medio ambiente. Y aparece en este contexto una oportunidad para el uso de inoculantes como los de Rizobacter. "Queremos seguir creciendo creando valor", señaló Ricardo Yapur, presidente. En el marco del Farm Progress, su distribuidor local, Precision Laboratories, promocionaba Trident, el bioinductor que en la Argentina se llama Signum.

En términos porcentuales, Rizobacter exporta el 15% de su producción a una veintena de países. Pero quieren subir ese porcentaje al 30%. Sudáfrica, Estados Unidos, Brasil y Paraguay están entre los principales mercados.

Visto el caso puntual de los Estados Unidos, este mercado representa el 4% de la facturación total de la empresa. Pero es muy importante desde el marketing: vender en este país es una carta de presentación para otros mercados.

La empresa también está apuntando aquí a crecer en una red de conocimiento y vinculación con universidades y consultoras, actores que los farmers miran a la hora de tomar decisiones. Esa línea de trabajo incluye la evaluación de productos y convenios de investigación. Entre las universidades con las cuales entraron en contacto se destacan las de Illinois, Iowa, Ohio, Nebraska, por ejemplo. Además, se trabaja con una red de ensayos propios.

Además, como ya lo hace en la Argentina, la firma procura avanzar en el intercambio en red con otras instituciones. Referentes de CREA, Aapresid y Bioceres, empresa con la cual Rizobacter tiene un convenio de investigación y desarrollo, participaron en el stand.

MAQUINARIA AGRÍCOLA, PRESENTE

La maquinaria argentina también se lució. Richiger vino por séptimo año consecutivo y lo hizo con una embolsadora para granos secos y un extractor de grano. Un distribuidor de Missouri les comercializa esos productos y ahora están empezando a vender una embolsadora con molino quebrador incorporado para grano húmedo y seco, pero especialmente para grano húmedo.

En líneas generales, la tecnología del embolsado de grano seco no prendió como en la Argentina, tal vez por la influencia de la gran infraestructura con la que ya cuentan los productores del "Corn belt".

Richiger también quiere crecer y para ello aprovecha la participación en ferias. En los Estados Unidos asiste a unas 12 exposiciones por año. Sumando todos los mercados de exportación, hoy la firma exporta entre 25 y 30% de su producción.

En 2011, Pla trajo su primera pulverizadora autopropulsada. En el Farm Progress Show presentó la MAP II 4000 H. Está haciendo un trabajo de conocimiento del mercado y desarrollo de una red de concesionarios. En los EE.UU. se venden en total unas 7000 pulverizadoras autopropulsadas por año y el 50% del mercado es de máquinas de 3800 a 4000 litros, el segmento al que apuesta la empresa. El mes próximo, la firma va a exhibir en otra exposición un modelo que tiene botalón de fibra de carbono, más durable, de menor peso y que permite aumentar el ancho de trabajo respecto de los botalones tradicionales.

A través de Ipesa USA, la firma Ipesa, fabricante de silos bolsas, dio también su presente. La tecnología del embolsado ha tenido más aceptación en la "periferia" antes que en el corazón mismo del "Corn belt". Se explica porque las zonas más alejadas tienen menos desarrollado el sistema comercial. Ahora hay una posibilidad de crecimiento en el delta del Mississippi. Sucede que zonas algodoneras que pasaron al maíz poseen menor infraestructura y si el productor de esa región quiere entregar en plena cosecha debe pagar cerca del 15% el valor del cereal para poder hacerlo. Por eso, le conviene guardar el cereal para venderlo más adelante.

Por último, Tango4 vende cabezales maiceros argentinos. Allochis los fabrica para esta empresa, que los vende con la marca Tango. En lo que va de esta campaña lleva colocados 25 equipos.