El maíz creció en la rotación y acorta distancias frente a la soja

Área sembrada en Córdoba. Hace 10 campañas, la relación era de seis hectáreas a una. En la última, la proporción se acomodó 3,6 a una.

Por
13deSeptiembrede2013a las07:20

Córdoba tiene toda la intención de recuperar su protagonismo como principal productora de maíz, lugar que perdió en las últimas cuatro campañas en manos de la provincia de Buenos Aires. 

Las inversiones en la industrial del etanol, en establecimientos avícolas y productores de cerdos, sumadas a la radicación de la planta de semillas de híbridos de Monsanto, han convertido a la provincia en el principal polo nacional de producción y procesamiento de maíz con valor agregado.

En los últimos 10 años, y más allá de los vaivenes económicos y climáticos imperantes en cada una de las campañas, el cereal ha crecido en presencia dentro de la canasta agrícola cordobesa.

De acuerdo con cifras del Ministerio de Agricultura de la Provincia, en el ciclo 2003/2004 la relación entre el maíz y la soja era de uno a seis; es decir, por cada hectárea sembrada con el cereal había seis con soja. En la última campaña (2012/13) la proporción entre ambos cultivos se redujo en forma sustancial: por cada hectárea con maíz hubo 3,6 de soja.

Meta de mediano plazo

En la cosecha que acaba de culminar, el área con maíz alcanzó a 1,316 millón de hectáreas, contra 4,814 millones de hectáreas de soja, de acuerdo con los datos finales confeccionados por la Unidad Ministerial del Sistema Integrado de Información Agropecuaria (Umsiia), dependiente de la cartera de Agricultura.

A nivel país, la relación entre los principales granos gruesos es algo mejor de la que hoy tiene Córdoba. Con 20 millones de hectáreas sembradas con soja y 6,11 millones de maíz, según datos del Ministerio de Agricultura de la Nación, la proporción es de una hectárea del cereal por cada 3,27 hectáreas con soja.

A partir del impacto a futuro que tendrá la demanda de maíz en el territorio cordobés, la Provincia lanzó este año el programa Maíz Córdoba.

El objetivo de la iniciativa es conducir la actual relación entre el cereal y la oleaginosa a una proporción de dos hectáreas con soja por cada una de maíz.

Para eso, la estrategia apunta a llegar a mediano plazo a una superficie de dos millones de hectáreas con el cereal. Como parte de su puesta en marcha, el Ministerio de Agricultura convocó a los actores de la cadena del maíz, incluido el sector de financiamiento, para interiorizarlos del programa y fomentar la idea entre los productores.

Vuelve con protagonismo

En la última campaña, el área maicera fue la segunda más importante de la historia en la provincia, con apenas 40 mil hectáreas menos que el récord de la campaña 2011/12, cuando se implantó 1,356 millón de hectáreas.

A nivel de producción, el maíz 2012/13 dejó en los silos la mayor cosecha que se recuerde en la provincia: 8,32 millones de toneladas, una cifra que le permitiría volver a ubicarse como la primera productora de maíz a nivel país.

En el ciclo anterior, la sequía había sido la principal responsable de que el cereal no reflejara en la producción su buena intención de siembra: apenas se lograron recolectar 5,22 millones de toneladas. En relación con la última cosecha, el crecimiento fue 60 por ciento.

La productividad por hectárea fue determinante en la recuperación del protagonismo maicero. Mientras en la cosecha 2011/12 el rendimiento por hectárea fue de sólo 43,98 quintales, en la última la producción por unidad de s uperficie trepó hasta 65,96 quintales: 50 por ciento de incremento.

Más allá del buen trato que el clima le dispensó al maíz, las condiciones climáticas de la última cosecha fueron en general buenas para todos los cultivos.

A pesar de que se habían sembrado 300 mil hectáreas menos que en el ciclo anterior en los seis principales granos (soja, maíz, sorgo, girasol, maní y maíz), la producción creció 37,1 por ciento.

Según los datos oficiales, la cosecha 2012/13 en la provincia alcanzó a 23,54 millones de toneladas, 6,38 millones de toneladas más que la anterior. Salvo el trigo y el maní, el resto de los granos mejoraron sus números productivos.

Grano por grano

Al igual que el maíz, la soja recuperó volumen en la provincia. Su última cosecha fue de 11,708 millones de toneladas, 37,5 por ciento más que en el ciclo pasado, a pesar de disponer de 99 mil hectáreas menos que en el campaña anterior.

El sorgo fue el grano que mostró el mayor porcentaje de crecimiento productivo: 54,7 por ciento. Su recolección alcanzó a 1,999 millón de toneladas, 707 mil más que en la cosecha 2011/12.

Sus bajos costos de producción y su condición de cultivo noble para adaptarse a zonas marginales hicieron que ganara en presencia, a tal punto de convertirse en el tercer grano (luego de la soja y el maíz) con más producción en la provincia. El sorgo fue uno de los dos cultivos que en la última campaña creció en superficie: 98 mil hectáreas. El otro fue el maní.

El girasol cerró la nómina de los granos que recuperaron producción respecto del año pasado. Con la misma superficie implantada que el año pasado, (63 mil hectáreas, según los datos de Agricultura), la oleaginosa rindió 132.460 toneladas, 28 por ciento más que en 2011/12.

A comienzo de la campaña, el maní tenía intención de crecer en producción. Para eso, la industria manisera y los productores destinaron dos mil hectáreas más al cultivo (264 mil hectáreas en total).

Sin embargo, la mayor inversión no se vio reflejada en un aumento de la cosecha. Se levantaron 594 mil toneladas en grano, apenas uno por ciento menos (seis mil toneladas) respecto del ciclo precedente.

El trigo volvió a ser la cenicienta del ciclo agrícola. Con 259 mil hectáreas menos sembradas que en la cosecha pasada, el cereal de invierno dejó en las tolvas 783 mil toneladas, 45 por ciento menos respecto de la anterior, cuando se habían trillado 1,426 millón de toneladas. Para la presente campaña, la estimación oficial es que se sembraron 536.800 hectár eas, 45 por ciento más que en 2012.

Cosecha 2012/2013

Producción provincial. La cosecha de soja, maíz, sorgo, girasol, maní y trigo alcanzó en Córdoba a 23,541 millones de toneladas, 37 por ciento más que en el ciclo pasado. Se trata de la tercera mejor cosecha de granos de los últimos 10 años.

Soja. Se obtuvieron 11,7 millones de toneladas, 37,5 por ciento más que en el ciclo anterior.

Maíz. La producción fue de 8,5 millones, la mayor de la historia en la provincia. 

Sorgo. Se levantaron 1,99 millón de toneladas.

Girasol. 132 mil toneladas.

Maní. 594 mil toneladas.

Trigo. 783 mil toneladas.

Temas en esta nota