Crece expectativa por una mayor siembra de soja

En relación con la nueva campaña 2013/14 a iniciarse en nuestro país, el USDA proyecta que obtendremos una cosecha de soja de 53,5 millones de toneladas.

Por
Crece expectativa por una mayor siembra de soja
19deSeptiembrede2013a las06:24

El USDA ahora estima que la productividad norteamericana en soja alcanzará los 85,7 millones de toneladas, con rendimientos promedio proyectados en el orden de los 2.772 kilos por hectárea. En el informe anterior, revelado en el mes de agosto, este organismo proyectó una campaña de 88,6 millones de toneladas, lo que denota el deterioro sufrido en este cultivo en el curso de las últimas semanas.

Para maíz, el USDA estima una campaña de 351,6 millones de toneladas, con rendimientos de 9.751 kilos por hectárea. En el informe previo, la producción estimada alcanzaba los 350,6 millones de toneladas.

Trigo

En el contexto global, el USDA estima que la producción mundial de trigo alcanzará los 709 millones de toneladas, un 0,5% por encima de lo proyectado en el informe del mes de agosto, gracias al incremento productivo de la CEE, Canadá y la ex-URSS. La demanda permanece prácticamente sin cambios en 706,5 millones de toneladas y consecuentemente las existencias finales crecen un 2% ubicándose ahora en los 176,3 millones de toneladas.

En soja, la producción mundial decrece muy ligeramente, con una proyección de 281,7 millones de toneladas. La demanda total se incrementa a 268,9 millones de toneladas y los stocks finales declinan un 1%, con una nueva estimación de 71,5 millones de toneladas.

La producción global de maíz crece a 956,7 millones de toneladas, con una demanda total que cae un 0,25% a 927,9 millones de toneladas. Las existencias finales proyectadas para este ciclo caen un 0,9% a 151,4 millones de toneladas.

En relación con la nueva campaña 2013/14 a iniciarse en nuestro país, el USDA proyecta que obtendremos una cosecha de trigo de 12 millones de toneladas y una de soja de 53,5 millones de toneladas, sin cambios en ambos casos con lo estimado en el informe anterior. En general, va aumentando la expectativa local acerca de que el área de la oleaginosa crecerá más allá de las expectativas iniciales, lo que lleva a pensar que el resultado de la campaña resultaría superior al de esta proyección, clima mediante.

En relación con el maíz, el USDA recortó su estimación en un millón de toneladas y ahora proyecta que la Argentina obtendrá 26 millones de toneladas en la próxima campaña.

En general, el mercado cuenta con un buen pronóstico para el cultivo de maíz de esta campaña en Estados Unidos y otro un tanto más reservado para el de soja. 

De todas maneras, el informe de los meses de septiembre no siempre resulta un muy buen indicador del tamaño final de la campaña sojera, particularmente en un año como el actual, en el que la siembra se realizó con muchas demoras. Estacionalmente, el mercado tiende a mejorar sus cotizaciones en el curso de este mes para declinar hacia el momento de la recolección, que comenzará a efectuarse en algunas semanas más. Una excepción a esta tendencia surgió en la campaña 2003/04, cuando una marcada reducción en la estimación oficial de septiembre impulsó una mejora en las cotizaciones que se prolongó hasta la primavera boreal.

Precios

Como consecuencia del mal clima reinante en el tramo final de esta campaña, algunos analistas, como Julius Bar se han fijado pronósticos de precios más elevados para el próximo trimestre. En este caso, la proyección fue modificada de u$s 404 por tonelada a u$s 441 por tonelada base Chicago. La nueva cotización refleja las ajustadas disponibilidades cercanas en esa plaza.

De todos modos, el resto de los países responderá a este estímulo de mejores cotizaciones con una siembra más abultada. Brasil ha venido devaluando recientemente su moneda y este fenómeno, asociado a mejores cotizaciones internacionales, generará una expansión en su área de cultivo, al punto de lograr la posibilidad de superar a Estados Unidos como principal productor en la próxima campaña, a punto de ser iniciada. 

En este último informe, el USDA elevó su proyección para este país en nada menos que 3 millones de toneladas, con una nueva estimación de 88 millones de toneladas. 

En la campaña 2012/13, la producción de nuestro país vecino fue de 82 millones de toneladas.

En la Argentina, también se espera nuevamente un incremento en la superficie a dedicar con este cultivo, que en esta temporada podría superar los 20 millones de hectáreas. En este caso, los mayores costos que genera el maíz determina en gran medida la preferencia de los productores locales.

(*) Director de Panagrícola SA

Temas en esta nota