Brasil apuesta al etanol

En 2014 se construirá en San Pablo la primera gran industria de etanol elaborado en base a bagazo de caña.

Por
Brasil apuesta al etanol
23deSeptiembrede2013a las13:49

En Brasil el desarrollo de la industria elaboradora de etanol de segunda generación –producido en base a celulosa– está creando una nueva cadena agroindustrial de valor agregado.

Esta semana la compañía biotecnológica danesaNovozymes anunció que planea construir en Brasil una planta elaboradora de las enzimas industriales que se utilizan para transformar la celulosa en glucosa (que es el azúcar que necesitan posteriormente las bacterias para fabricar alcohol).

El anuncio se hizo en el marco de un acuerdo entre Novozymes y la compañía energética Raízen, por medio del cual la primera proveerá de enzimas a la fábrica de etanol celulósico que la segunda construirá en 2014 en Piracicaba (estado de São Paulo).

La planta –que tendrá una capacidad para producir 40 millones de litros anuales– generará etanol a partir de los residuos celulósicos de la industria azucarera (fundamentalmente el bagazo de caña). Será la primera gran planta de etanol celulósico en base a residuos de caña construida en el mundo (recordemos que el etanol de primera generación se produce a partir del uso completo de la caña de azúcar o del maíz, es decir, compite por el recurso agrícola como fuente de alimento).

El emprendimiento cuenta con el pleno apoyo del gobierno brasileño. Por ese motivo el estatal Banco Nacional de Desenvolvimento Econômico e Social (Bndes) aportó un crédito de 207,7 millones de reales (94 M/u$s) a tasa subsidiada para financiar el proyecto.

Raízen fue creada en 2011 a partir de la integración de diferentes unidades de negocio de la corporación brasileña Cosan y de la filial local de la europea Shell. La compañía cuenta con 24 fábricas que producen alrededor de 2000 millones de litros de etanol, 4 millones de toneladas de azúcar y genera más de 900 megavatios de electricidad a partir de bagazo de caña de azúcar.