Gran oportunidad para el trigo argentino

La producción de trigo esperada en Brasil sería menor, ahora ¿Argentina será capaz de aprovechar ese mercado? Mientras tanto el precio del trigo continúa subiendo.

Por |
Gran oportunidad para el trigo argentino
24deSeptiembrede2013a las10:28

Las estimaciones de producción de trigo de Brasil podrían verse reducidas después de sufrir intensas heladas en la principal zona productiva del país. Esto le permitiría a Argentina captar este mercado logrando así un beneficio mutuo. 

Para la campaña 2013-14, la Conab (Companhia Nacional de Abastecimiento de Brasil) estima una producción de trigo de 5 mill. de t., mientras que desde Estados Unidos estiman 4,75 mill. de t. Como se dijo anteriormente, la principal área productiva de este cultivo (Paraná) sufrió intensas heladas en las últimas semanas, en momentos de floración y llenado de grano, lo que podría provocar mermas en el rendimiento. 

De presentarse este panorama, Brasil no sólo va a necesitar más trigo, sino que antes de lo previsto. Esto le abriría una puerta a aquellos países limítrofes que estén eximidos del pago del arancel externo común y que además cuenten con la mercadería para abastecer esta demanda.

En los últimos 5 años (2008-12), el 69% de las importaciones tuvieron origen argentino, comparten un 11% el grano proveniente de Uruguay y Paraguay, y el 6% de los Estados Unidos. Mientras tanto, en los primeros 8 meses de 2013, Brasil lleva importado 4,6 mill. de t., de las cuales  2,5 mill. de t. provinieron de Argentina. Esto representa un 54%, pero todavía quedan 4 meses para terminar el ciclo,  y Argentina tiene cerradas sus exportaciones hasta el ingreso de la nueva cosecha, con lo cual al finalizar el ciclo seguramente baje su participación y no alcance el promedio de las últimas campañas. El primer interrogante que se genera es ¿quién será el abastecedor en el corto plazo? Estados Unidos, es quién está ocupando esa plaza, representa el 31% del total importado en lo que va del año.

Por otra parte, y ya retomando la campaña 13-14 la estimación de importación de la Conab es de 6,6 mill. de t. Y es acá donde se presenta el segundo interrogante de si Argentina estaría con posibilidad de aprovechar la deficiencia que pueda llegar a tener su aliado comercial, no sólo incrementando el volumen de sus ventas a ese destino, sino también captando un diferencial de precios que Brasil podría pagar por el trigo argentino respecto de orígenes extra Mercosur. 

Hasta ahora, el cuadro de oferta y demanda argentino, se proyecta con una producción de 12 mill. de t. de las cuales aproximadamente 6,7 mill. de t. serán destinadas al consumo interno y 5 mill. de t. a la exportación (hasta el momento es el saldo autorizado). La gran incertidumbre que generó el factor climático debido a la falta de precipitaciones en las principales zonas productivas del país, provocó que las compras declaradas por los exportadores de la presente campaña alcancen cerca de 400 mil t., frente a 2,8 mill. de t. adquiridas a igual fecha del año pasado. 

Por otra parte, las lluvias registradas en la última semana aliviaron algunas zonas implantadas con este cultivo, aunque gran parte de la región triguera necesita precipitaciones en el corto plazo para evitar un deterioro del estado de las plantas. Habrá que ver como continúa esta película en las próximas semanas, pero una merma productiva complicaría a la vez la oferta para el mercado interno, como está ocurriendo en estos meses. 

Entonces, llegamos al tercer y último interrogante: La oportunidad para el negocio triguero, ¿vendrá por el lado del mercado interno o del externo?. Aún no lo sabemos, pero lo que sí se puede ver es que, a priori se están presentando las oportunidades por el lado del precio, más allá del rinde que se logre alcanzar y en cierto punto mejora en algo los márgenes del cultivo.