La producción agrícola de América corre riesgo si no se usa bien el agua

"No es algo del futuro, está ocurriendo actualmente. Definitivamente corren riesgo las cosechas", aseguro Victor Villalobos, en el marco del Encuentro de Ministros de Agricultura de las Américas.

Por
La producción agrícola de América corre riesgo si no se usa bien el agua
30deSeptiembrede2013a las07:40

La cosecha de granos de toda América podría verse perjudicada en los próximos años por el cambio climático si los países del continente no empiezan a hacer un uso racional del agua y los suelos, dijeron funcionarios y expertos de 34 países reunidos en la Argentina. Según los especialistas, la producción agrícola hemisférica no podrá seguir creciendo si no se torna más eficiente, ante la amenaza que representa la repetición de sequías e inundaciones a lo largo de un continente clave en la producción mundial de alimentos. En el continente americano, sólo Estados Unidos, Brasil y Argentina explican la mayor parte de la oferta mundial de maíz, soja y trigo, además de ser importantes proveedores de carne vacuna. 

"No es algo del futuro, está ocurriendo actualmente. Definitivamente corren riesgo las cosechas", dijo a Reuters el director general del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), Víctor Villalobos, en el marco del Encuentro de Ministros de Agricultura de las Américas. 

La cumbre tuvo como eje principal un foro sobre el uso del agua para la agricultura. "Una sequía prolongada en la faja maicera de Estados Unidos, en Paraguay o en Argentina no solamente impacta en la producción del país: tiene implicaciones a nivel mundial, desata especulaciones y hambrunas en otras partes del planeta", añadió el funcionario. 

Además de sufrir las consecuencias del cambio climático, la agricultura sin planificación ni controles es uno de los factores que lo provocan, al impulsar deforestaciones y consumir nutrientes de los suelos y gran parte del agua potable del planeta. El dilema es aun mayor si se tiene en cuenta el aumento previsto en la demanda mundial de alimentos para los próximos años, que requerirá que el incremento que la producción agrícola vivió en las últimas décadas se mantenga o incluso se acelere. 

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), para 2050 el planeta tendrá al menos 9.200 millones de habitantes, frente a los cerca de 7.000 millones actuales. 

"Extrapolar el crecimiento de la producción (de los últimos años) a 2050, con el uso de los recursos actuales, no va a ser sostenible", explicó Luis Loyola, especialista en Recursos Hídricos y Riego de la FAO. ¿Cuál es la solución?, se preguntaron los representantes de los países de América, un continente que cuenta con casi el 50% del agua dulce total del planeta. "Hemos llegado a la conclusión de que no podemos seguir consumiendo tal cantidad de agua, no podemos seguir produciendo alimentos a tan alto costo ambiental (...) La productividad debe empezar a medirse no sólo en rendimientos por hectárea, sino también por unidad de agua consumida", dijo Villalobos. Modernizar los sistemas de riego, capacitar a los recursos humanos y mejorar las variedades genéticas de semillas -para que sean más tolerantes a la escasez de agua y la salinidad de los suelos, por ejemplo- son algunas de las propuestas señaladas por los expertos.

Temas en esta nota