La Argentina llamó otra vez al diálogo a Uruguay

Timerman le pidió a Mujica que la pastera no aumente la producción; postergan la denuncia en La Haya. Es este sentido se le dio un plazo de "un par de días" a Uruguay para dar marcha atrás con su decisión.

Por
La Argentina llamó otra vez al diálogo a Uruguay
10deOctubrede2013a las07:40

Después de que la semana pasada anunciara que denunciará a Uruguay ante la Corte Internacional de La Haya, el Gobierno puso un freno e instó a la administración de José Pepe Mujica a volver a la mesa de negociación.

A cambio, la Casa Rosada le exige a Montevideo que anule la decisión que tomó el presidente del país vecino de autorizar el aumento en la producción de pasta celulosa de la empresa UPM (ex Botnia).

"Vamos a esperar un par de días", anunció el canciller Héctor Timerman en una conferencia de prensa sobre la decisión que ya había tomado el Gobierno de presentar una nueva denuncia contra Uruguay ante el tribunal internacional. La impasse fue acompañada de la presentación del informe final elaborado por los científicos argentinos dentro de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), en el que el insistieron sobre los altos niveles de contaminación que había dejado la pastera sobre el río en común.

"El gobierno argentino solicita formalmente al gobierno uruguayo que retrotraiga la decisión y continuemos en la mesa del diálogo", anunció el canciller antes de distribuir los datos sobre la contaminación del río. Dijo que la Casa Rosada estaba "liberada" de hacer la presentación después de que Mujica autorizara el aumento en la producción de Botnia. Justificó así el silencio anterior que mantuvo el Gobierno sobre el informe medioambiental, que debían difundir en acuerdo los dos países.

En un tono más moderado, Timerman dio un plazo de "un par de días" a Uruguay para dar marcha atrás con su decisión y denunció que en ocho oportunidades se había violado el tratado conjunto.

"En la última semana hemos solicitado por canales informales que Uruguay retrotraiga su decisión sobre el aumento de producción y volvamos a discutir el tema medioambiental sin obtener respuesta alguna, hasta el momento", planteó el canciller, secundado por el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, que había viajado especialmente para la presentación, pero ayer no habló.

Después de la presentación, Timerman se acercó a responder preguntas ante los medios. Allí dijo que la Argentina tiene "todo preparado para presentar la denuncia en La Haya", pero puso un plazo indefinido para la presentación oficial. "Ya dos veces hemos tratado de obtener una respuesta", agregó.

El Gobierno denuncia que Uruguay no respondió a los pedidos que, por canales informales, habían hecho para que se retome la negociación bilateral. El lunes pasado, la presidenta Cristina Kirchner se había reunido durante 20 minutos con Mujica. Entonces se abrió una mesa de diálogo técnica que no prosperó y el mandatario uruguayo avanzó con la autorización. La planta de la ex Botnia retomó la actividad con la autorización para aumentar del millón de toneladas anuales que produce a 1,2 millones.

Los estudios que ayer presentó Timerman fueron elaborados por los integrantes por parte de la Argentina del Comité Científico dentro de la CARU, Mabel Tudino, doctora en Química e investigadora principal del Conicet, y Guillermo Lyons, ingeniero civil. Para el análisis de las muestras sobre el río Uruguay trabajaron dos laboratorios canadienses, Pacific Rim y Exova. En la presentación, Timerman apuntó a los beneficios que obtuvo la empresa UPM de parte de la administración de Mujica y puso como ejemplo de la contaminación la temperatura del agua.

Temas en esta nota