Nuevas tecnologías para la caña de azúcar

En una Jornada sobre fertilización en caña de azúcar, se presentó un paquete tecnológico desarrollado específicamente para el cultivo con el cual se están obteniendo muy buenos resultados en rendimiento, y adicionalmente ventajas en lo que respecta a operatividad y costos.

Por
29deOctubrede2013a las09:27

Con el auspicio de Yara Argentina, se realizó en Tucumán una Jornada sobre fertilización en caña de azúcar organizada por la Universidad de San Pablo y la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres.  

Entre los temas tratados se destacó la importancia del nitrógeno para el cultivo y se presentó la tecnología Nitrodoble, un fertilizante de alta eficiencia de Yara, que a diferencia de otras fuentes nitrogenadas,  permite ser aplicado en superficie sin riesgos significativos de pérdida por volatilización. Esto conlleva grandes beneficios  para el productor,  reflejados en rendimiento, operatividad y en un menor gasto de combustible. Además esta fuente nitrogenada  se ajusta  a las nuevas tendencias de manejo  sustentable. Además la empresa ofrece toda una línea de micronutrientes para aplicaciones foliares.

Al respecto la Ing. Agr. Florencia Schneeberger, Responsable de Marketing de Yara, se refirió a las experiencias de otros mercados, como el de Brasil, donde la compañía  está trabajando  fuertemente junto al productor cañero, obteniendo aumentos de productividad y calidad a través del manejo nutricional. Un ejemplo presentado fue el programa  Longevita, que  mediante el uso de fuentes NPK y micronutrientes, extienden la vida promedio de la cepa, además de aumentar la productividad en cada corte comparado con las fertilizaciones tradicionales.

Herramientas de precisión

Más tarde se presentaron nuevas tecnologías que permiten conocer en detalle las necesidades nutricionales del cultivo, sus posibles deficiencias o la compatibilidad de aplicación entre productos.  Entre estas herramientas se encuentra el laboratorio de interpretación de análisis foliares conocido como Megalab, ubicado en La Carlota (Córdoba) y los sistemas de medición: N Sensor  que permite aplicaciones variables a través  de la lectura de biomasa que realiza en tiempo real, y N Tester un sensor que mide índice de verdor en los cultivos e indica cuál es el requerimiento de nitrógeno. Para  conocer la compatibilidad física de agroquímicos mezclados en tanque existe la herramienta conocida como Tankmiz. Adicionalmente, se presentaron algunas aplicaciones  para tablets y teléfonos móviles, desarrolladas por Yara para realizar diferentes tipos de diagnósticos  a campo. Estas nuevas herramientas contribuyen a un aumento de la eficiencia del uso de los nutrientes.

Yara, con más de 100 años en el mercado de fertilizantes, mantiene un fuerte compromiso con el sector cañero, generando proyectos a mediano y largo plazo, desarrollando nuevas tecnologías superadoras para el cultivo.

Temas en esta nota