El gobierno de Bonfatti promueve la creación de un impuesto que grava el procesamiento de granos disfrazado de tributo ambiental

Está específicamente diseñado el sector agroindustrial localizado en el Up River.

Por
El gobierno de Bonfatti promueve la creación de un impuesto que grava el procesamiento de granos disfrazado de tributo ambiental
19deNoviembrede2013a las15:58

Santa Fe: el gobierno de Bonfatti promueve la creación de un impuesto que grava el procesamiento de granos disfrazado de tributo ambiental.

El gobierno santafesino –liderado por el socialista Antonio Bonfatti– incluyó en el proyecto de Presupuesto 2014 la creación de un nuevo impuesto que grava el procesamiento de granos disfrazado de tributo ambiental.

El nombre completo del tributo incorporado al proyecto –que está siendo tratado por el Senado santafesino– es “Impuesto por Presión sobre el Ambiente Natural y Construido”.

El hecho imponible –señala el proyecto– es “la externalidad negativa generada por toda actividad productiva y/o de servicio que por su dimensión, ubicación, operatoria e infraestructura ocasione impactos negativos sobre el ambiente o en la población”.

Al momento de definir la base imposible, la iniciativa señala que la misma surgirá de una fórmula que contempla tres variables. La primera es la categorización de proyectos industriales establecida en uno de los anexos del Presupuesto 2014. La segunda es la facturación anual. Pero la tercera –y aquí está la clave– es “el impacto negativo en el ambiente originado por el transporte, acopio, acondicionamiento y despacho de cereales”.

Es decir: el impuesto está creado específicamente para el sector agroindustrial localizado en la zona de influencia de Rosario. La norma establece cuatro escalas por medio de las cuales el gravamen se incrementa a medida que aumenta dicha capacidad.

El proyecto asegura que las empresas agroindustriales podrán deducir hasta un 40% del monto total del impuesto en inversiones y seguros ambientales. Pero aclara que “será condición necesaria para la aplicación de la deducción la obtención de certificación de idoneidad medioambiental de la inversión expedida por la Secretaria Medio Ambiente (de Santa Fe).”.

También se aclara que las industrias elaboradoras de biodiesel –que no están pasando precisamente por su mejor momento– se encontrarán exentas del nuevo impuesto.

El complejo agroindustrial presente en la zona de influencia de Rosario –desde Villa Constitución hasta Timbués– es uno de las grandes del orbe.

 

La capacidad instalada de la industria aceitera argentina es de 184.281 toneladas de granos diarias, la mayor parte de la cual está localizada en la provincia de Santa Fe con 139.350 toneladas, según datos de la Dirección de Informaciones y Estudios Económicos de la Bolsa de Comercio de Rosario.